La Asociación de Familiares de Usuarios del Centro de Día de Navas de Oro se reunieron ayer con la AMPA del colegio de Educación Secundaria de Vallelado en el ayuntamiento de esta localidad segoviana para mostrarse apoyo mutuo e intercambiar los motivos de sus reivindicaciones, experiencias y analizar diferentes alternativas de actuación.

“Son dos reivindicaciones diferentes en su contenido, nunca mejor dicho: Navas de Oro quiere el Centro de Día para sus padres, Vallelado quiere el colegio de la ESO para sus hijos. El colectivo de Navas de oro tiene en contra la postura intransigente y autoritaria de la Alcaldesa, Mª Carmen Pinela; y Vallelado cuenta con el apoyo claro y directo de la suya, Rebeca Cobos”, han asegurado fuentes de esta asociación.

“La sinrazón de unas autoridades, Alcaldía de Navas de Oro y Conserjería de Educación de la Junta de Castilla y León, que adoptan decisiones que afectan directamente a la vida diaria y normal de sus pueblos, que les privan de servicios básicos y necesarios, que funcionan bien, que están enraizados en sus localidades y, que cuando menos, dan vida y esperanza a los pueblos, al medio rural, y ayudan a mantenerlos porque si se les priva de esto están condenados al fracaso”, han denunciado los familiares de los usuarios del Centro de Día de Navas de Oro.

Por su parte, Francisco Marugán, portavoz de esta asociación familiares; y Laurentino Pascual, presidente de este AMPA de Vallelado, compartieron su opinión y su sentir durante esta reunión: “Sentimos la misma impotencia y la misma soledad que nuestras autoridades nos imponen, no dan explicaciones del por qué de estas decisiones tan perjudiciales para nosotros y para nuestros pueblos, nos reciben mal y a destiempo, sus entrevistas carecen de contenido, cumplen, en la medida que su responsabilidad personal les dicta, el trámite de audiencia para dejarnos donde estábamos. Peor aún, juegan la baza del desgaste para que abandonemos nuestras justas y humanas reivindicaciones”. Ambos prosiguen exclamando que “¡Para esto no les hemos votado! ¡No se tienen que olvidar que somos los mismos ciudadanos que un día les votamos para que actúen en defensa de nuestros intereses que no pueden ni deben adoptar posturas de intransigencia!”.