La provincia de Segovia registró un aumento del índice de precios de un 2,4 por ciento, al igual que en el conjunto de Castilla y León, que fue la región donde más subieron los precios en el pasado mes de marzo, lo que supone medio punto más que en la media nacional, según se desprende de los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Respecto al mes anterior, la provincia segoviana sí fue la que registró en menor aumento, con el 0,7%. También, el IPC se incrementó el 0,1 por ciento respecto al mes de febrero, mientras en el conjunto nacional retrocedió una décima.

El incremento interanual de los precios se debe, sobre todo, al transporte y la vivienda, que experimentaron aumentos del 6,8 y el 4,3 por ciento, respectivamente, mientras que por encima de la media regional, respecto al mes de marzo de 2011, también creció la enseñanza, el 3,3 por ciento; y se mantuvieron los alimentos y bebidas no alcohólicas, el 2,4 por ciento.

Por su parte, las bebidas alcohólicas y el tabaco subieron el 2,2 por ciento; el capítulo de otros se incrementó el 2,1 por ciento; y menaje, el 1,3 por ciento, mientras que hoteles, cafés y restaurantes se encarecieron un 1,2 por ciento, el ocio y cultura subió un 0,3 por ciento y el vestido y calzado incrementó su valor un 0,1 por ciento. Por el contrario, los precios se redujeron en medicina (-2,1 por ciento) y comunicaciones (-3,4 por ciento).

Respecto al mes pasado, solo descendieron los precios en medicina, donde apenas cayeron un 0,1 por ciento. Los precios se mantuvieron en el apartado de otros y en enseñanza, y subieron una décima en alimentos y bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y tabaco y comunicaciones. La subida mensual fue de dos décimas en el menaje, y de cuatro en vivienda y en hoteles, cafés y restaurantes. Además, la subida fue del 0,8 por ciento en ocio y cultura, del 3 por ciento en el transporte y del 3,8 por ciento en vestido y calzado.

En lo que va de año, donde los precios descendieron un 0,1 por ciento en Castilla y León, y donde más se notó fue en el vestido y calzado, con una caída del 12,9 por ciento, si bien también descendió en comunicaciones (-1,9 por ciento), ocio y cultura (-1,3 por ciento) y menaje (-0,3 por ciento). Los precios s emantuvieron en la enseñanza, aumentaron dos décimas en hoteles, cafés y restaurantes, tres décimas en alimentos y bebidas no alcohólicas y en medicina, cuatro décimas en bebidas alcohólicas y tabaco, siete décimas en el apartado de otros, un 1,4 por ciento en la vivienda, y un 5,6 por ciento en el transporte.

 

Autonomías

Si se analizan los datos por comunidades autónomas, en todas subió la variación interanual. Tras Castilla y León, los aumentos más bruscos se registraron en La Rioja y Cataluña (un 2,2 por ciento en ambas), seguidas de la Comunidad Foral de Navarra (2,1 por ciento), Galicia (2 por ciento), Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid y País Vasco (con el 1,9 por ciento en todas ellas), Islas Baleares y Ceuta (1,8 por ciento), Cantabria (1,7 por ciento), Andalucía y Región de Murcia (1,6 por ciento), Melilla (1,5 por ciento) y Canarias (1,4 por ciento).