El Índice de Precios de Consumo (IPC) se elevó un 0,3 por ciento en Castilla y León en mayo, respecto al mes anterior, frente a una subida en España de dos décimas. Así, la tasa interanual de la inflación se situó en la Comunidad en mayo en el 1,9 por ciento, una décima por encima de la media nacional. En los cinco primeros meses del año, los precios se encarecieron en la región un 0,8 por ciento, lo mismo que la media para el conjunto de las autonomías, según la información facilitada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa mensual del IPC estuvo impulsada por el vestido y calzado (1,7 por ciento), la vivienda (0,7 por ciento), el transporte (0,4 por ciento), y el menaje (0,3 por ciento). Asimismo, los precios permanecieron estables en comunicaciones y enseñanza, y se abarataron un 0,6 por ciento en medicina, un 0,4 por ciento en ocio y cultura, y un 0,1 por ciento en alimentos y bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y tabaco y hoteles cafés y restaurantes, en los tres casos.

La tasa interanual de la inflación responde a una subida de los precios del 12,7 por ciento en bebidas alcohólicas y tabaco, del 7,5 por ciento en trasporte, del 5,8 por ciento en vivienda, del 2,9 por ciento en enseñanza, del 1,6 por ciento en hoteles, cafés y restaurantes, y del 0,1 por ciento en menaje. Por el contrario, descendieron un 1,8 por ciento en ocio y cultura, un 1,3 por ciento en alimentos y bebidas no alcohólicas, un 1,1 por ciento en comunicaciones, y un 0,5 en medicina y vestido y calzado, en ambos casos.

El IPC creció durante los cinco primeros meses del año un 5,2 por ciento en transporte, un 3,3 por ciento en vivienda, un tres por ciento en bebidas alcohólicas y tabaco, un 1,4 por ciento en hoteles, cafés y restaurantes, un 0,3 por ciento en mensaje, y un 0,1 por ciento en medicina. Sin embargo, se redujo un 3,8 por ciento en vestido y calzado, un 1,7 por ciento en ocio y cultura, un uno por ciento en alimentos y bebidas no alcohólicas, un 0,9 por ciento en comunicaciones, y un 0,3 por ciento en medicina

Provincias

Por provincias y en la comparación mensual, los precios se elevaron un 0,4 por ciento en León y Salamanca, un 0,3 por ciento en Ávila y Segovia, un 0,2 por ciento en Palencia y Zamora, y un 0,1 por ciento en Burgos, Soria y Valladolid.

La tasa interanual del IPC se situó en el 2,4 por ciento en León, 2,2 por ciento en Ávila, 2,1 por ciento en Salamanca, 1,9 por ciento en Soria, y Segovia, en ambos casos, 1,8 por ciento en Burgos, 1,7 por ciento en Palencia, 1,6 por ciento en Valladolid, y 1,3 por ciento en Zamora.

Por último, entre enero y mayo de este año, los precios crecieron más en León, 1,3 por ciento, Ávila, 1,1 por ciento, y Salamanca y Valladolid, un 0,8 por ciento en cada caso, seguidas por Burgos, Palencia y Segovia, 0,5 por ciento, Soria, 0,4 por ciento, y Zamora, 0,3 por ciento.