El director de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago, insistió hoy en que la creación de los nuevos distritos proyectos dentro del la nueva Ordenación del Territorio de Castilla y León no generarán una nueva estructura de gobierno de administración que supongan costes añadidos. Tras la reunión mantenida con el Grupo de Trabajo de los Distritos y Municipios en la sede de la delegación territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, González Gago aseguró que los distritos sustituirán en gran parte a las mancomunidades y por lo tanto contarán con su misma estructura “con su presidente, su junta directiva, y su asamblea de alcaldes”.

Además el encargado de la Ordenación del Territorio y Administración Local aseguró que la fórmula de asociación de municipios está basada en la autonomía municipal y local por lo que los municipios tendrán que optar entre seguir perteneciendo a la mancomunidad o delegar la competencia en los nuevos distritos con los que se pretende “que la carta de competencias sea común al conjunto de distritos rurales”. En este sentido, añadió que “lo que desde el gobierno regional se está impulsando es la configuración de estos distritos de interés comunitario rural”, pero que la “mancomunidad que quiera seguir existiendo, podrá seguir existiendo”.

González Gago señaló que algunas de las experiencias con mancomunidades, que no han funcionado bien porque “no había continuidad en los municipios que las conformaban o porque ha habido distorsión competencial”, llevó a la Junta a crear estos distritos con dos principios fundamentales. En primer lugar, explicó, se ubicarán en los distritos aquellas competencias o servicios que sean fácilmente divisibles entre los ayuntamientos con parámetros objetivos y medibles “para evitar tensiones respecto a esos municipios en cuanto a su aportación a realizar”, y en segundo lugar, se asignarán las competencias que están sujetos a una facturación al ciudadano ,”porque se conoce que esos servicios en los distritos se prestan muy bien”.

 

Reunión en Segovia

Junto con el presidente de la Diputación Provincial de Valladolid, Jesús Julio Carnero, González Gago, encabezó en Segovia la segunda de las reuniones sectoriales de análisis de competencias del grupo de trabajo para la definición de la carta de servicios que desarrollarán los distritos de interés comunitario rurales, y competencias y servicios que desarrollarán los municipios menores de 20.000 habitantes, en el nuevo modelo de ordenación del territorio impulsado por la Junta de Castilla y León. Durante la reunión, se han abordado diez materias y se han definido 53 competencias que afectan a servicios públicos sectoriales.

El primer encuentro sectorial del grupo de trabajo tuvo lugar el pasado mes de marzo en Zamora y sirvió para distribuir servicios de diez materias y definir 48 competencias concretas. Se acordó que todos los ayuntamientos, independientemente de su tamaño, conservaran un núcleo de competencias de servicios mínimos que seguirán prestando cuando se integren en los denominados Distritos de Interés Comunitario, la figura que se creará con el nuevo modelo. Otro principio básico es el de «una entidad, una competencia», por lo que cada servicio sólo podrá ser asumido o bien por el municipio o por el distrito.

En la próxima reunión, a celebrar en Ávila, se analizarán otros seis bloques y se definirán otras 35 competencias concretas.

Los dos grupos regionales de trabajo para perfilar la propuesta de ordenación territorial se constituyeron en el mes de febrero: el que se ha reunido en Segovia, para definir las competencias de los municipios y Distritos de Interés Comunitario, y otro para los temas relacionados con las diputaciones provinciales.

Este grupo de trabajo de modernización de las diputaciones provinciales está integrado por representantes de los grupos políticos, la Federación Regional de Municipios y Provincias, empresarios, sindicatos y organizaciones agrarias.

 

Reunión final

El director de Ordenación del Territorio y Administración Local, señaló hoy en Segovia que tras la próxima reunión que se celebrará en Ávila, quedará un último encuentro que analice el bloque de trabajo llevado a cabo y que elabore una nueva propuesta de todas las competencias que afectan a los municipios y distritos a elevar a la Mesa del Territorio. Ésta será la que tenga que ratificar o modular, en su caso, el trabajo realizado y se prevé que sea en junio.

Para finalizar, González Gago añadió que el objetivo es lograr un gran acuerdo político y social en la Comunidad sobre la Ordenación del Territorio y que una vez conseguido, se plasme en un documento con rango de ley, de gobernanza o de accion y servicios que nos permitirá trasladar al ámbito jurídico para “hacerlas de obligado respeto y cumplimiento para el conjunto de administraciones”.