El nerviosismo de un conductor cuyas iniciales responden a las letras R.C.D, de 27 años, le delató como un presunto traficante de drogas ante los agentes la Guardia Civil de Segovia que esta madrugada estaban efectuando un control rutinario en la A-1, dentro del término municipal de Fresno de la Fuente.

Así, durante el control, los agentes pararon un turismo Seat León y, tras identificar a su conductor, observaron que mostraba cierto nerviosismo, por lo que, con el apoyo de un perro de la Unidad Canina de la Comandancia, realizaron un registro más exhaustivo del vehículo. Encontraron entonces, dentro del equipaje de mano, un total de 2.311 gramos de marihuana, por lo que el hombre fue detenido como supuesto autor de un delito contra la salud pública, en la modalidad de tráfico de drogas.

El detenido junto con la sustancia intervenida pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Sepúlveda que entiende del caso, según informó la Subdelegación del Gobierno en Segovia.