Niños mutantes es un grupo que nace en 1994 y en la ciudad de Granada. ¿Cómo surge el grupo? ¿Con qué objetivos partíais este viaje?

Niños Mutantes (NM) nace a la sombra de MamaBaker, una de las mejores bandas que ha dado Granada (aunque no les acompañase la suerte). Nani y Migue formaban parte de ella antes de mutar… 
El principal objetivo de NM era grabar una maqueta, y luego otra y otra… Hasta que llegó una oferta para grabar un disco (Mano Parque Paseo – 1998). Supongo que entonces ninguno pensaba en grabar cinco discos más, además de varios Eps, discos de versiones, etc.

 

¿Teníais unas influencias claras? ¿Han ido cambiando a lo largo de los años?

Las influencias no cambian, más bien crecen y se reproducen, es ley de vida. Lo que sí está claro es que, con el paso del tiempo, se aprende a catalizar mejor lo que escuchas de manera que, cuando salga, se haya convertido en algo personal. 
Ahora hemos crecido, tenemos un sonido nuestro y nos hemos convertido en influencia para otras bandas que empiezan (y que nos lo hacen saber después de cada concierto o a través de la red!), eso también es ley de vida.

 

¿Habéis “mutado” a lo largo de los años en vuestro estilo de música? ¿Cuáles han sido los principales cambios?

Más bien hemos “madurado”. Después de 15 años aprendes a llevarte bien con tu instrumento y eso es importante. No necesitamos envolverlo todo en distorsión y volumen atronador para hacer canciones. 
Aunque el principal cambio está en la temática de las letras. Sería absurdo hablar de lo mismo que hablábamos en Mano Parque Paseo, aunque somos conscientes de que, para mucha gente que nos sigue, al igual que para nosotros, esas canciones son parte importante de sus vidas. 
Además también hemos cambiado de sello. Después de toda una vida con Astro Discos decidimos emprender un nuevo camino con Ernie Producciones, y todos los cambios producen cierta excitación.

 

¿Consideráis justas las comparaciones que hacen de vosotros con La Habitación Roja o Los Planetas?

Siempre hemos tenido claro que lo nuestro es hacer canciones, para criticar y comparar ya está la prensa especializada. Aunque entendemos que para definir un grupo que no se conoce se compare a otros. 
Respecto a LHR o Planetas, la comparación más justa que haríamos es que somos de los pocos grupos supervivientes de una época, además de ser buenos amigos. Hemos compartido escenario decenas de veces (y las que nos quedan) y, en el caso de los Planetas, muchas noches de insomnio… la vecindad es lo que tiene.

 

Vuestro último trabajo “Las noches de insomnio” ¿se debe a grandes quebraderos de cabeza para hacerlo?¿a otro tipo de inquietudes?

La verdad es que fue un parto bastante agradable, sin grandes quebraderos. “Las noches de insomnio” es una especie de homenaje a la falta de sueño. Puede ser una putada pero también puedes sacar mucho provecho, tu cabeza da vueltas, pero puede llegar a ser un estado muy creativo. 
Puede estar provocado por multitud de factores y uno de ellos, que nos ha tocado de lleno a los mutantes, es la paternidad. De hecho, muchas de las canciones realmente hablan realmente de esto.

 

¿Qué ofrecéis con este nuevo trabajo?

Después de tanto tiempo, podemos decir que estamos en el mejor momento y que este es nuestro mejor disco. Es un tópico decir esto cada vez que presentas un trabajo, pero lo bueno es que, en este caso, no somos los únicos que lo decimos. 
Es un subidón subirte a un escenario y darte cuenta de que las canciones más solicitadas y más coreadas son las del último disco. Esto es un buen termómetro para definir la salud de un grupo.

 

¿Cómo planteasteis esta gira? ¿Qué sensación os está dejando de momento?

El disco salió en abril y desde entonces no hemos parado. Antes de verano pasamos algunas de las ciudades más importantes, luego vinieron los festivales y ahora nos toca seguir el camino. 
Desde el primer concierto de la gira nos dimos cuenta de que algo había cambiado. Nos damos cuenta de que cada vez hay más gente que nos sigue y mucha de esta gente nos ha conocido con este disco. Mucha culpa de esto tiene la gente que nos sigue desde el principio, a ellos les debemos casi todo.

 

En el Sur sois ya más que conocidos. ¿Cuáles pensáis que es vuestra visión pasando Madrid hacia arriba? ¿Y la vuestra hacia ellos? ¿Qué sensación os quedó en Sonorama, o en Ecopop?

No pensamos que sea muy diferente a la de aquí. En realidad, no tenemos conciencia de que en el sur seamos más conocidos que en el levante, o en Galicia, o en Madrid. Lo mejor de la familia mutante son nuestros seguidores, puede que no sean muchos, pero son los mejores allá donde vamos. 
En general tenemos muy buenos recuerdos de todos los festivales, y Sonorama y Ecopop son dos de los mejores. De hecho ya podemos adelantaros que estaremos en Sonorama 2011.

 

¿Habíais visitado alguno Segovia? ¿Conocíais algo? ¿Os quedaréis para probar su gastronomía, visitar sus monumentos…? O va a ser una de pasada rápida por trabajo.

Allá por 2001, en la gira de “Otoño en Agosto”, tocamos en Segovia y guardamos de aquel viaje un recuerdo inolvidable. En más de una ocasión hemos dicho que los mutantes somos un grupo gastronómico, así que Segovia es una parada esencial. 
En aquella ocasión salimos de Granada a las 7 de la mañana con la única intención de llegar a comer (para llegar al concierto nos hubiera bastado con salir a las 11). Como buenos novatos nos hicieron degustar el menú para “guiris”: judiones de la granja de primero y cochinillo de segundo. Una comida poco apropiada para conciertos, ¡eso ya lo aprendimos! En esta ocasión no tendremos que madrugar tanto, el día anterior estamos en Miranda de Ebro. Aún así, el cochinillo segoviano no hay quien se lo salte…

 

Este año ha nacido el Winter Indie City (WIC) en Segovia y vosotros sois unos de los encargados de inaugurar la primera edición de un festival que se espera sea el comienzo de uno con larga trayectoria. ¿Qué supone esto para vosotros?

Un motivo de alegría, por muchos motivos. El primero, por contar con nosotros, obviamente. Pero también nos alegramos que una ciudad como Segovia se sume al circuito de conciertos, salas, festivales, etc. 
Así que lo dicho: ¡larga vida al WIC!

 

¿Qué proyectos tenéis para el futuro? ¿Cómo os veis dentro de unos años?

Ahora estamos preparando un concierto muy especial que tendrá lugar en diciembre en el teatro Alhambra de Granada. Hemos hecho una revisión de temas que hacía tiempo no tocábamos y las hemos adaptado al ambiente de un teatro. De hecho esperamos presentarlo en otras ciudades. 
Cualquiera que eche un vistazo a nuestra historia verá que no sabemos estarnos quietos. Así que para el 2011 habrá muchas sorpresas mutantes. 
¿Dentro de unos años? Quizá tengamos alguna arruga de más y un poco menos de pelo… pero seguiremos haciendo canciones y esperando ver cuanta más gente mejor al otro lado del escenario.