España se sitúa a la cabeza de los países europeos con mayor esperanza de vida, dato sólo superado por Suecia y Francia. La esperanza de vida entre las mujeres se sitúa en los 84 años y entre los hombres en los 78 años, y la tendencia sigue en aumento.

El índice de pobreza entre las personas mayores de 65 años se ha reducido en los últimos cinco años, pasando del 16’9% en 2005 al 13’7% en 2009, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que ha ofrecido la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, junto a los datos de la Encuesta sobre personas mayores 2010 realizada por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), en la Conferencia sobre “Envejecimiento activo y saludable” que se celebra en Logroño.

Segun dicha encuesta, la población mayor de 65 años es de 7.782.904 personas, el 16,7% del total de la población española. Las mujeres son un 57,5% (cuatro millones y medio) y los hombres el 42,5%. Además, el número de personas muy mayores –de 80 y más años- se ha incrementado y se incrementará con ritmos más elevados que en el resto de los grupos de edad. Actualmente, representan el 28% de las personas mayores.

La mayoría de las personas mayores piensan que ser o no mayor no depende de la edad. La respuesta mayoritaria de los españoles es que una persona es mayor a los 70 años.

Respecto a la salud, el 45% de los mayores de 65 años considera que su estado físico y mental es óptimo, valoración que se ha incrementado en ocho puntos desde 1993. Por sexos, los hombres piensan que tienen mejor salud que las mujeres (un 55% de hombres opina que su salud es buena, frente a un 37% de mujeres).

Sobre participación ciudadana, el 47% de la sociedad cree que las personas mayores deberían tener una mayor presencia en todos los ámbitos de la sociedad.