Castilla y León es la Comunidad que más población perdió el pasado ejercicio, y Zamora la provincia de España con mayor descenso de habitantes, según la revisión del padrón municipal a 1 de enero de 2010, cuyos datos declaró hoy oficiales el Consejo de Ministros. La población de la Comunidad perdió en 7.806 habitantes (0,3 por ciento) y la de Zamora decreció en 1.556 (-0,8%).

En España hay 205.725 habitantes más al pasar de 46.745.807 en la revisión de 2009 a 46.951.532 en enero de este año, lo que supone un incremento del 0,4 por ciento. Las comunidades con más aumento fueron Melilla (3,5) y Ceuta (2,4), mientras que Baleares, Madrid, Murcia y Navarra vieron aumentar su población un 0,9 por ciento. Junto a Castilla y León, la única región que perdió habitantes fue Asturias (-0,1 por ciento), mientras que Aragón, Galicia y La rioja se mantuvieron sin variación significativa.

Por provincias, Valladolid es la única provincia que registró un incremento de la población, al ganar 986 habitantes (un 0,18 por ciento más que en 2008). Por el contrario, León es la provincia que perdió más habitantes en términos absolutos, al reducir su censo en 2,116 vecinos (un 0,42 por ciento menos que en 2008).

Tras la provincia leonesa, se sitúan Burgos, con 1.749 ciudadanos menos (0,46 por ciento); Zamora, con 1.470 (0,75 por ciento); Salamanca, con 1.321 (0,37 por ciento); Palencia, con 1.010 (0,58 por ciento); Segovia, con 877 (0,53 por ciento); Ávila, con 241 personas (0,14 por ciento); y Soria, con 8 habitantes menos (0 por ciento de variación).

Según la revisión del padrón municipal, Castilla y León pasa de 2.563.521 a 2.555.715 habitantes, un 0,3 por ciento menos. Por provincias, Segovia de 164.854 a 163.977; Ávila de 171.680 a 171.439; Burgos de 375.563 a 373.814; León de 500.169 a 498.053; Palencia de 173.306 a 172.296; Salamanca de 354.608 a 353.287; Soria de 95.101 a 95.093; Valladolid de 532.575 a 533.561 y Zamora de 195.665 a 194.195.

En lo que se refiere a la población extranjera de Castilla y León, en 2009 se mantuvo respecto al año anterior en los mismos porcentajes, con 44 ciudadanos menos que en 2008. Así, A 1 de enero de 2009 residían en la autonomía 167.641 personas, lo cual suponía el 6,5 por ciento de los ciudadanos castellanos y leoneses, mientras que un año después la cifra es de 167.597, que representa un 6,6 por ciento de la población de la Comunidad.