Los tres empleados de la sucursal de viajes Marsans en Segovia, que jugaban el número 78.294, adquirido en la administración de la calle madrileña de Bravo Murillo, que repartió íntegramente el ‘Gordo’, han sido agraciados con 1,8 millones de euros.

De los tres empleados, dos se encontraban hoy de vacaciones, por lo que no estaban en la oficina, y a donde se lo comunicaron desde la central de Madrid por otras compañeras.

Por otro lado, el resto de premios pasaron de largo por la provincia. Tan sólo algunos funcionarios del Ayuntamiento, que jugaban en el número 52.952, y militares de la Academia de Artillería fueron los principales agraciados con las pedreas.

Los empleados municipales disfrutarán así de un ‘pellizco’, ya que sólo les reservaron un máximo de dos décimos a cada uno, con el fin de no dejar a nadie sin poder participar, como había ocurrido en años anteriores.

Otros de los afortunados con pedreas fueron los empleados de la cadena de radio Cope Segovia, que jugaba en el número 9.204. En total se repartirán 20.520 euros, a través de las papeletas que distribuyeron en la emisora y en algunos establecimientos comerciales que han colaborado con la emisora.