Tres nuevos vídeos divulgativos, que abordan al atragantamiento en la infancia, las convulsiones febriles y la utilización de desfibriladores semiautomáticos, amplían la información sanitaria del ‘Aula virtual de pacientes’ de la Junta de Castilla y León. 

Estos audiovisuales se unen a los nueve que versan sobre diferentes materias como la diabetes, la reanimación cardiopulmonar, la movilización y cuidados higiénicos en los pacientes encamados o sobre la correcta utilización de aerosoles e inhaladores por pacientes con patologías respiratorias, entre otros.

El ‘Aula virtual de pacientes’ es una herramienta más del portal sanitario de la Junta en Internet, que se plantea “como un espacio para la participación ciudadana para promover estilos de vida saludables, prevenir la enfermedad y apoyar a los pacientes crónicos en el cuidado de su propia salud”.

Con su puesta en marcha a finales del primer trimestre de 2011, la Junta ha ampliado sus canales de divulgación sanitaria a través de la red, ofreciendo un servicio a todas aquellas personas con interés por conocer más y resolver dudas sobre enfermedades que puedan padecer ellos o personas de su entorno.

Según se informa desde la propia Consejería, con esta herramienta se atienden a “dos realidades crecientes día a día en lo referente a la información sanitaria en los entornos 2.0: por un lado, el cada vez mayor deseo de los ciudadanos por saber más sobre su salud y sobre los problemas concretos que puedan padecer ellos mismos o personas cercanas, más aún con el papel mucho más activo que han de desempeñar los pacientes, especialmente los crónicos, en lo referido a su propio cuidado; y por otro, las opciones y las tendencias que Internet oferta en el campo de la salud y de la divulgación sanitaria, en los que la acreditación de contenidos seguros, verídicos y de calidad y la visibilidad de éstos frente a otros erróneos o inexactos y de origen interesado son el reto y el compromiso al que han de enfrentarse las administraciones sanitarias y las sociedades científicas que difunden información sanitaria en la Red”.

Una información correcta y un conocimiento adecuado son necesarios, según la Consejería de Sanidad, para que los ciudadanos tengan una participación activa sobre su estado de salud, más aún si padecen alguna enfermedad, ya que se ha constatado que, cuando los pacientes tienen acceso a información sanitaria de calidad, son más activos, se implican más, se hacen más protagonistas de su salud, están más satisfechos y comprenden mejor la importancia de adoptar conductas más responsables o de seguir determinados tratamientos.

Ante la mayor esperanza de vida en general y la cada vez mayor prevalencia de enfermedades crónicas, la accesibilidad a contenidos informativos sanitarios verificados a través cualquier vía, principalmente Internet, potencia el nuevo papel, mucho más activo, que las personas han de asumir en el propio cuidado de sus enfermedades crónicas: cuanto mejor conozca un paciente su enfermedad crónicas y mejor entienda los tratamientos y las recomendaciones sanitarias para su tratamiento, antes se implicará en la estabilización de su patología y será más responsable en su cuidado. “Se trata no sólo de mejorar la calidad asistencial de cada ciudadano sino que un paciente crónico bien controlado genera menos ingresos hospitalarios, menos urgencias y menos complicaciones en sus procesos, lo que contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario”.

 

‘e-pacientes’

Las cuestiones relacionadas con la salud constituyen uno de los primeros motivos de consulta a través de Internet, ya que la posibilidad de obtener información inmediata sobre temas sanitarios responde cada vez a una mayor demanda de los ciudadanos, con el objetivo de completar las indicaciones que reciben en los centros asistenciales; incluso, en el caso de los más documentados, éstos modifican el patrón de consulta con el que acuden, ya que han revisado a través Internet lo referente a su caso. 

Cada vez hay más ‘e-pacientes’ que hacen uso habitual de la ‘e-salud’, ya que Internet se muestra como una magnífica herramienta educativa y de formación y ofrece a las administraciones amplias potencialidades en su relación con los ciudadanos”, se afirma desde la Junta.

La accesibilidad del ‘Aula virtual de pacientes’ se estructura a través de uno de los apartados de www.saludcastillayleon.es, más concretamente el denominado ‘Ciudadano’. Allí, el usuario puede encontrar, en la columna de la derecha, el enlace al Aula.

Además del acceso a los vídeos divulgativos y formativos existentes, la Consejería también facilita información sanitaria de interés en cuatro grandes áreas que se completan con otra referida a información sanitaria general: área de patologías crónicas, en la que se ofrece información sobre las enfermedades que el III Plan de Salud de Castilla y León considera de atención primordial en la Comunidad; área multimedia, desde la que se tiene acceso a los vídeos divulgativos y a otros archivos sonoros en los que se resuelven las dudas más frecuentes sobre enfermedades, a través tanto de los conocimientos de los profesionales como de testimonios reales de pacientes; área de prevención y de promoción, que contiene información para la educación para la salud sobre aspectos variados, tales como tabaquismo, alimentación, ejercicio físico,…; área de participación, a través de la que se interviene en foros, se envían sugerencias, se accede a noticias y webs de interés sanitario y se enlaza con asociaciones de pacientes.

 

Usuarios

Los datos referidos a los diez primeros meses -entre abril de 2011 y enero de 2012, ambos incluidos- de funcionamiento del ‘Aula virtual de pacientes’ acumulan casi 115.000 visitas -exactamente, 114.812- y en cuanto los contenidos más visitados en ese mismo período, los que ocupan los diez primeros puestos son, en este orden, los siguientes: diabetes, consejos sobre primeros auxilios, videos, enfermedad pulmonar obstructiva crónica -E.P.O.C-, cáncer de mama, cáncer de colon, más salud a lo largo de la vida, insuficiencia cardíaca, consejos sobre quimioterapia y melanoma.

Los contenidos del Aula son, en algunos casos, generados directamente por la Consejería, pero en otros son aportados por sociedades científicas, asociaciones de pacientes y expertos sanitarios, ya sea mediante enlaces, adaptaciones o nuevas aportaciones, “lo que sin duda otorga la información que se puede encontrar en el Aula virtual de pacientes un gran valor basado en dos características fundamentales: la credibilidad y la utilidad real de los contenidos”.