Gracias al “bombazo impresionante” de la marca Tierra de Sabor, la Asociación de Artesanos Alimentarios de Castilla y León incrementó en un 120 por ciento las ventas de su productos en 2009 con respecto a 2008, y un 30 por ciento más de enero a abril de este año con respecto al mismo periodo del año anterior, según explicó hoy el presidente de la entidad, Telesforo San José, minutos después de firmar con la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, un tercer convenio de colaboración en el que la Junta invertirá 396.000 euros, la misma cantidad que en el segundo.

“La Consejería ha priorizado las actuaciones más relevantes y ésta es una de ellas”, recalcó Clemente, para quien el principal punto del acuerdo es “el apoyo al empleo en el mundo rural”, un “yacimiento muy importante, ligado a la producción y la transformación” de las materias primas de la región.

En ese sentido, la consejera recalcó el papel clave de “la producción vinculada al territorio”, en la que “el mejor ejemplo son los artesanos de la Comunidad”. “El objetivo es que las industrias de la región adquieran el mayor volumen posible de materias primas en la Comunidad”, añadió.

Silvia Clemente se felicitó por “los buenos resultados” que ha dado la marca Tierra de Sabor en “la promoción y la comercialización” de los productos alimentarios de Castilla y León y afirmó que “los artesanos han sido los más beneficiados” porque gracias a la marca “han llegado a un canal inaccesible de otra forma”, el de las grandes superficies.

“Sólo a través de esta plataforma ha sido posible dar garantía de abastecimiento” a dichas superficies, puntualizó la consejera. La colaboración entre los artesanos alimentarios y la Junta ha permitido, en palabras de San José, algo “impensable”: que 257 referencias de productos, elaboradas por 88 artesanos, hayan llegado a las cadenas de supermercados de “Eroski, El Corte Inglés, El Árbol y Carrefour”.

El presidente de la Asociación de Artesanos Alimentarios también compartió el mismo optimismo de Clemente al sostener que Tierra de Sabor ha supuesto “una ayuda importante” y un “impulso económico muy bueno” porque “abre puertas a las ventas”. “Ha funcionado muy bien y éste ha sido un año excelente para nosotros. En el sector agroalimentario no tenemos esa crisis tan peligrosa gracias a Tierra de Sabor”, dijo con satisfacción.

 

Promoción y asesoramiento

El convenio firmado contempla la promoción, el fomento y el asesoramiento técnico al colectivo de artesanos, “con el fin de que a la finalización del contrato el 70 por ciento de los inscritos en la asociación dispongan de la autorización para el uso de la marca”.

Además, se garantiza la vigilancia y el control del correcto uso del emblema, la difusión de la marca en certámenes y ferias agroalimentarias, la edición de boletines informativos mensuales para su distribución entre los asociados y la ampliación del número de artesanos integrantes de la plataforma “en un 25 por ciento”.

Entre las acciones de promoción y difusión, Silvia Clemente destacó la creación de una carpa de Tierra de Sabor que recorrerá toda la región –ya ha pasado por Lerma (Burgos), Segovia, Valladolid y Zamora- y otras ciudades del resto de España, como Madrid, que es, a juicio de Clemente, “uno de los sectores más importantes” para la marca en lo que a número de clientes potenciales se refiere.

En Castilla y León figuran inscritos en el Registro Artesanal Alimentario 222 empresas, que emplean a 637 trabajadores y facturan cerca de 42 millones de euros, recordó Silvia Clemente. Por el número de empresas, destacan las provincias de León -con 43-, Soria -con 40- y Valladolid -con 30-. Por sectores, sobresalen el de los productos cárnicos -con 63 empresas-, el pan y la pastelería -con 63- y el de productos lácteos -con 48-. En la actualidad, según datos de la Consejería de Agricultura, 118 artesanos han solicitado su adhesión a la marca Tierra de Sabor para comercializar 741 productos.