Castilla y León contabilizó un total de 21.182 matriculaciones de turismos entre enero y mayo de 2010, lo que supone un aumento del 31,2 por ciento respecto a los mismos meses del pasado año, pero 12,3 puntos menos porcentuales que la subida media de España, que se situó en el 43,5 por ciento y un volumen total de 482.677 unidades. La Comunidad representó así, en los primeros cuatro meses del año, el 4,4 por ciento de la cuota del mercado nacional, con lo que se consolida en ese porcentaje, según los datos aportados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

A ese crecimiento de las ventas de vehículos aportó mucho el mes de mayo, cuando se comercializaron en la región 4.340 turismos, con un crecimiento del 38 por ciento respecto al quinto mes de 2009, cuando en España se elevaron un 44,6 por ciento, hasta los 102.873. La región absorbió, en este caso, el 4,2 por ciento de la cuota nacional.

En este quinto mes, la inmensa mayoría de los turismos matriculados en la Comunidad correspondió a particulares, 3.565, que suponen un aumento respecto al mismo mes de 2009 del 37,8 por ciento. Asimismo, las empresas matricularon 751 unidades, con un importante aumento del 41,2 por ciento, y los alquiladores, 24, frente a los 25 de mayo de 2009.

 

Provincias

Por provincias, el mayor volumen de matriculaciones se produjo en Valladolid, con 1.113 y un incremento del 57,87 por ciento más que en el mismo mes del año anterior. A continuación aparece León, con 821 y un 36,38 por ciento más; Burgos, con 728 (34,81 por ciento); Salamanca, con 463 (15,17 por ciento); Zamora, con 285 (37,02 por ciento); Palencia, con 281 (41,21 por ciento); Segovia, con 253 (42,13 por ciento); Ávila, con 250 (32,28 por ciento); y Soria, con 146 (23,73 por ciento más).

En lo que va de año, la provincia con más matriculaciones es Valladolid, con 5.048 (24,8 por ciento más que entre enero y mayo de 2009); seguida de León, con 3.867 (28,39 por ciento más); Burgos, con 3.500 (34,56 por ciento); Salamanca, con 2.623 (31,15 por ciento); Palencia, con 1.434 (40,86 por ciento); Zamora, con 1.429 (24,8 por ciento); Ávila, con 1.270 (27,25 por ciento); Segovia, con 1.250 (30,34 por ciento); y Soria, con 773 (19,29 por ciento más).

 

Por marcas

Por marcas, Renault matriculó en los cuatro primeros meses 38.694 turismos, con un aumento del 29,4 por ciento respecto a los mismos meses de 2009; y en mayo, 7.983, un 23,6 por ciento más. Asimismo, Nissan comercializó en el primer cuatrimestre 18.621 turismos, con un crecimiento del 54,6 por ciento, y en el último mes de análisis, 3.968, un 85,6 por ciento más.

La marca del rombo se situó en el acumulado de 2010 en el sexo lugar por matriculaciones, aunque su modelo Mégane fue el más vendido en España con 21.556 unidades. Por su parte, Nissan se colocó como décima marca en ventas en el país.

Desde Anfac destacaron que este crecimiento se debe, nuevamente, al Plan 2000E, que ha impulsado las matriculaciones, aunque ya se ha notado una menor afluencia de clientes a los concesionarios, lo que ha provocado una caída de más del 20 por ciento de los pedidos en España sobre el mes anterior. Ello anticipa los descensos del mercado de turismos, probablemente, a partir del mes de julio de 2010.

En este sentido, la patronal del automóvil consideró necesaria la continuidad del Plan 2000E, ya que aparte del mantenimiento del mercado y el incremento de la recaudación pública por los diferentes impuestos, “se produce un ahorro en prestaciones por desempleo y un mantenimiento del número de trabajadores en toda la cadena de valor del sector, que será difícil mantener especialmente en el sector de la distribución.

Por ello, una prórroga del Plan 2000E hasta final de año “paliaría” el importante descenso de matriculaciones experimentado por el mercado español en los últimos dos años y que “no recuperará mientras la economía española no registre tasas positivas de crecimiento y no se reduzca la elevada tasa de desempleo actual”.