El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Óscar López, prometió la puesta en marcha de una red autonómica de centros de creación, así como un plan de apoyo a las industrias culturales y se comprometió a reformular el Plan de Español para Extranjeros si se convierte en el próximo presidente de la Junta a partir del 22 de mayo. También,

López se centró en la cultura, el patrimonio y el deporte. Sobre esto último se comprometió a trabajar desde “la base” con los niños para “acompañarles desde el colegio” con un plan que permita que Castilla y León siga dando “deportistas de élite y prestigio para explotar sus potencialidades”

También anunció la reconversión de la Fundación Siglo para que su modelo sea público, así como al cumplimiento de la Ley de Patrimonio Cultural, regulando el uno por ciento cultural o el impulso a las candidaturas de Patrimonio Europeo para el Románico de Zamora y Segovia y la de Patrimonio Mundial para las Icnitas de Soria y Burgos y para las ‘mascaradas’ de las provincias del oeste.

A menos de una semana de la cita con las urnas, López dijo que afronta estos días “cargado de ilusión, ambición y ganas” para que Castilla y León alcance el cambio en la Comunidad, un cambio que se dará, añadió, si las mujeres y los jóvenes acuden a votar. Por ello, hizo un llamamiento a estos dos colectivos para que acudan el 22 de mayo a las urnas porque son los que pueden conseguir ese cambio.

“Yo me como el mundo”, continuó, para añadir que está “contento” con el desarrollo de la campaña, aunque ha echado en falta un debate que habría sido “la guinda de la campaña”. Además, consideró “paradógico” que el presidente del PP, Mariano Rajoy, haya elegido Valladolid ayer para hablar de “insultos” delante, dijo, del alcalde y candidato a la reelección, Javier León de la Riva. “Es un monumento a las paradojas del PP”, sentenció.

Finalmente, acusó al presidente de la Junta y candidato a la reelección, Juan Vicente Herrera, de “engañar” a los ciudadanos “prometiendo todo y nada”, al tiempo que, a su juicio, está apostando por la privatización de los servicios públicos para hacer negocio, mientras que el PSOE defiende los servicios públicos.

“Es es el verdadero cambio: apostar por un gobierno socialista de defensa de los servicios públicos o uno de derechas caracterizado por la privatización”, remarcó Óscar López, quien calificó de “positivo” el desarrollo de la campaña electoral, donde el PSOE hace propuestas, frente a los insultos del PP.