El novillo que se escapó el pasado 9 de septiembre de los encierros de las fiestas de Carbonero el Mayor ha sido localizado en el paraje conocido como ‘Solilleja’ en la localidad de Bernardos.

Según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, el animal fue encontrado a las 11.35 horas tras estar ocho días en paradero desconocido. El astado abandonó la manada durante el primero de los encierros celebrados en la localidad segoviana con motivo de sus fiestas patronales.