La Ordenanza de Impuestos, Tasas y Precios Públicos 2014 de Segovia ya está redactada y lista para su aprobación por el Pleno en la sesión ordinaria de octubre, convocada para este jueves, con una subida media del 1,5 por ciento (el IPC interanual de agosto) pactada por el equipo de Gobierno (PSOE) con los otros dos grupos municipales con representación en el Ayuntamiento (PP e IU). La recaudación total prevista asciende a 34.595.560 euros, un 1,3 por ciento más (443.646 euros) que en el ejercicio en curso.

El Consistorio segoviano espera una mayor recaudación con el Impuesto sobre el Valor de los Terrenos, el de Actividades Económicas (IAE) y el IBI, a pesar de que este último se congela; mientras que prevé un descenso en la facturación del agua (por la reducción del consumo) y en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), que también se congela. Asimismo, mantiene el “crecimiento vegetativo” del de Basuras y el de Vehículos de Tracción Mecánica.

“Este año, en la línea de los anteriores, planteamos la aplicación del IPC de agosto a agosto y se mantienen congelados impuestos como el IBI, en los tipos más bajos que nos permite el decreto ley 20/2011, congelación que se ha prorrogado para 2014 y 2015”, destacó el concejal de Economía y Hacienda, Alfonso Reguera, en declaraciones recogidas por Ical durante la rueda de prensa que ofreció en el Consistorio. La subida media del 1,5 por ciento supone un crecimiento real de ingresos reales por tributos del 1,3 por ciento “porque el incremento de unos y tasas se compensa con la reducción de otros”.

Reguera precisó que el objetivo del Consistorio es mantenerse “en una fiscalidad de tipo medio, tal y como se refleja en el Observatorio de Fiscalidad que elabora el Ayuntamiento de Madrid, nada sospechoso de estar de nuestro lado”, y que en líneas generales sitúa a Segovia “entre el puesto 21 y el 32 de las 52 capitales de provincia”.

Entre las variaciones más significativas destaca la subida del servicio de retirada de vehículos en un 35 por ciento: “Para equilibrar el servicio, que los ingresos fueran los mismos que los gastos, tendríamos que subirlo en torno a un 300 por ciento”, advirtió el concejal de Hacienda. “Se optó en principio por una subida del 70 por ciento y luego, mediante las negociaciones con el resto de grupos políticos, se ha decidido un incremento del 35 por ciento para este año y otro del 35 para el año que viene. Por de pronto aplicaremos el incremento de este año y el del próximo, ya veremos este incremento y el siguiente ya veremos cuál es la situación”.

Por otro lado, el concejal de Hacienda destacó que el aumento de la fiscalidad entre los ejercicios 2011 y 2014 se sitúa en un 2,86 por ciento, lo que supone “un esfuerzo bastante importante”, dado que la inflación interanual de agosto de 2010, 2011, 2012 y 2013 ascendió al 3, 3, 2,8 y 1,5 por ciento, respectivamente. “De acuerdo con estos datos, la fiscalidad municipal real, lo que percibimos, ha ido creciendo un 0,7 por ciento de realmente, muy por debajo de la inflación y los costes de determinados servicios”, valoró Regueral, quien consideró que tal evolución “pone de manifiesto la ajustada planificación del Ayuntamiento de Segovia”.

 

Plan de Incentivos Fiscales 2014

 

El Ayuntamiento también pondrá en marcha un Plan de Incentivos Fiscales con el objetivo de dinamizar diversos sectores económicos de la ciudad. En conjunto son medidas que bonificarán la instalación de empresas, el incremento estable de empleo y el acceso al trabajo autónomo de los desempleados, así como la rehabilitación de las viviendas en el casco antiguo y la instalación del comercio de barrio.

En concreto, para favorecer la instalación de empresas y la creación de puestos de trabajo, la propuesta recoge bonificaciones de hasta el 50 por ciento en el IAE y el ICIO, incrementándolas hasta el 80 por ciento en los edificios protegidos. Y habrá una bonificación del 30 por ciento para la adecuación de locales comerciales para nuevo uso, del que quedan excluidas las zonas comerciales saturadas.

Los desempleados que accedan a un negocio tendrán una bonificación también del 50 por ciento y las empresas que incrementen el empleo serán bonificadas en función de los puestos de trabajo creados, entre un 30 y un 50 por ciento en la cuota del IAE.

De forma excepcional y por acuerdo de Pleno, el Ayuntamiento podrá aplicar exenciones de hasta el 95 por ciento sobre el IAE y el ICIO a aquellas actividades de nueva implantación que supongan un especial interés o utilidad para la ciudad por causas sociales, histórico-artísticas o fomento de empleo.

Respecto al acuerdo alcanzado con el principal grupo de la oposición para la subida de tasas e impuestos del próximo ejercicio, algo inédito en este mandato, el concejal de Economía y Hacienda reconoció que la negociación se resolvió “en tres plumazos”; celebró el pacto por los incentivos fiscales, “francamente bueno”, y atribuyó el consenso a un “cambio de actitud absoluto” del Grupo Popular, al que le achaca “una necesidad importantísima de demostrar que son capaces de llegar a acuerdos”.