Hoy hace un año que más de mil segovianos, a quienes nos unimos los afiliados y simpatizantes de Upyd, salieron a la calle para denunciar el expolio de Caja Segovia y exigir responsabilidades políticas, administrativas y penales sobre el mayor escándalo financiero de la historia de Segovia. 

Ha pasado suficiente tiempo y, tanto el Partido Popular y como el Partido Socialista, tendrían que haber pedido disculpas por el daño causado a la economía provincial y a los afectados por preferentes y subordinadas.

No sólo no ha sido así, sino que los responsables, políticos de ambos partidos, miran hacia otro lado como sin con ellos no fuera la cosa, despreciando a los ciudadanos, ignorándolos e incluso adoptando una actitud condescendiente a la espera de que el tiempo haga olvidar su irresponsabilidad. 

Desde Upyd seguimos atentos, aunque muy preocupados, por la evolución de la causa abierta en el juzgado número dos de Segovia; preocupados por su tediosa lentitud y el continuo rechazo de las pruebas solicitadas para lograr la imputación de Consejeros y Directivos. Aun así nos mantendremos firmes hasta conseguir la depuración de responsabilidades penales.

Recientes acontecimientos como la imputación de Consejeros políticos y Directivos de Caixa Cataluña – que tiene gran similitud con las retribuciones escandalosas de los directivos de Caja Segovia – nos da la esperanza de que aquí ocurra lo mismo, y sean llamados a declarar como imputados Consejeros y Directivos de la Caja.

Hace un año la sociedad civil segoviana se movilizó también con la recogida de más de trescientas firmas apoyando un escrito pidiendo responsabilidades. Hoy parece que todo ha servido de poco. Los responsables políticos siguen en sus cargos, los directivos no han devuelto las injustas indemnizaciones y la justicia escandalosamente lenta parece como si éste fuera un asunto menor y únicamente detecta inmoralidad pero no delito.

Desde Upyd nos dirigimos a los segovianos para reiterar nuestro compromiso hasta que se depuren todas responsabilidades, incluidas las penales. En que en el caso de que no encontráramos aquí respuestas valoraremos la posibilidad de recurrir a instancias superiores.