‘Aprende a reducir, separar y reutilizar’ es el título de la iniciativa con la que la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Segovia, y Ecoembes, pretenden trasladar la importancia del reciclado a los alumnos de Educación Primaria de la capital segoviana. Durante los meses de febrero y marzo, diferentes centros escolares de Segovia acogerán unas sesiones en las que una monitora explicará las cualidades del reciclado, las diferencias entre los contenedores de papel, vidrio, resto, ropa, pilas, envases y aceite doméstico, y lo que ocurre con los materiales una vez depositados.

Se trata de que los alumnos puedan expresar sus dudas y mostrar sus conocimientos en un intercambio de información, como señalan fuentes del Ayuntamiento de Segovia. Además de un vídeo explicativo acorde a la edad, los pequeños pueden participar en  “Reciclar es muy divertido” en la que los estudiantes tienen que hacer un animal de granja, un juguete o un disfraz utilizando diferentes residuos para su elaboración o “Recortar y pegar” en la que los chicos, por grupos, hacen un mural en el que colocan los productos que se deben depositar en cada uno de los contenedores.

La concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, tenía la oportunidad de participar en esta actividad junto a los alumnos del colegio público San José dentro de esta campaña que tiene un presupuesto de 3.300 euros financiados por la sociedad anónima sin ánimo de lucro, Ecoembes.

La actividad busca lograr que los niños interioricen y aprendan todo lo relativo al reciclaje es fundamental porque ellos trasladan esos conocimientos, inmediatamente, al resto de la familia y porque de ellos dependerá, en un futuro, el uso responsable de los recursos.