Las ventas del comercio al por menor se redujeron un 0,7 por ciento en Castilla y León en noviembre, en relación al mismo mes del año anterior, frente a un descenso nacional del 3,9 por ciento. Extremadura fue la única región que experimentó crecimiento en ese indicador el pasado mes mientras que Melilla mantuvo su tasa, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En este sentido, los mayores descensos se produjeron en la Comunidad Valenciana (-8,1 por ciento) y Región de Murcia (-7,3), frente a los menores, que se apreciaron en la propia Castilla y León, en Cantabria (-1 por ciento) y País Vasco (-2,1 por ciento).

El informe del INE refleja también que el Índice de Ocupación del Comercio al por Menor descendió un 0,6 por ciento en Castilla y León en noviembre respecto al mismo mes de 2008, por debajo de la rebaja del 3,5 por ciento de la media del conjunto de las autonomías. En este sentido, la Comunidad se situó muy cerca de Extremadura, que con una merma del 0,5 por ciento fue la que cosechó los mejores resultados.

La ventas del comercio minorista sin incluir las estaciones de servicio aumentaron en la Comunidad un 0,2 por ciento respecto a noviembre de 2008, frente a una merma en España del 3,8 por ciento. Y en lo que respecta a la ocupación sin contar las estaciones de servicio, en el comercio minorista disminuyó un 0,3 por ciento en noviembre en Castilla y León, respecto al mismo mes de 2008, frente a una rebaja nacional del 3,6 por ciento.