El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, aseguró hoy que el cierre de urgencias nocturnas es susceptible a refuerzos puntuales ante situaciones concretas como las copiosas nevadas caídas durante las pasadas jornadas. El representante del Gobierno regional en la provincia aseguró que ante situaciones que lo requieran se reforzará el trabajo, ya sea en Puntos de Atención Continuada como en cualquier otro consultorio en el que se haga necesario y que “así está previsto hacerlo siempre”.

Tras la rueda de prensa en la que dio a conocer las cifras para la provincia devengadas del acuerdo sobre Cooperación Económica Local, López-Escobar, insistió en que las medidas adoptadas para el control del gasto en los más de 280 consultorios de la provincia “siempre y desde un principio estaba sometida a flexibilidad” y señaló que así se contempló desde el principio y así se continuará haciendo.

Las urgencias médicas de las localidades segovianas de Ayllón y Boceguillas abrieron durante dos noches seguidas “como medida extraordinaria” y ante las incidencias ocasionadas por la situación meteorológicas, como señalaron entonces fuentes de la delegación territorial de la Junta en Segovia. En Boceguillas, principalmente por el corte de tráfico que afectó a la A-1 (Autovía del Norte), se reforzó la plantilla con una enfermera más entre las 15 y las 22 horas. Por la noche mantuvieron un médico y una enfermera hasta las ocho de la mañana de hoy. En el caso de Ayllón, un médico permaneció en el centro entre las 22 y las ocho de la mañana.