El nuevo presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), Miguel Antona, ha acudido a la entrevista con el delegado territorial, Javier López-Escobar, acompañado por seis de los once representantes de empresas de la provincia que desde noviembre de 2012 integran la nueva junta directiva de la Asociación. Los jóvenes empresarios han brindado su apoyo al delegado territorial para impulsar proyectos comunes enfocados a fomentar la cultura empresarial en la provincia. Iniciativas como la que han puesto en marcha en colaboración con la Consejería de Educación y dirigida a los centros educativos, que pretende trasladar a los menores la importancia de ver en el autoempleo una salida profesional.

Además, durante la reunión se ha abordado la posibilidad de celebrar en Segovia una jornada para conseguir facilitar a los jóvenes interesados en emprender toda la información necesaria en materia de tramitación, para agilizar la apertura de nuevas empresas. En este sentido, el delegado territorial ha destacado la relevancia de iniciativas que familiaricen a los usuarios con la Administración, con el objetivo de impulsar nuevas líneas de colaboración y comunicación.

Por último, Javier López-Escobar ha animado a los miembros de AJE Segovia a presentar proyectos efectivos que impulsen la economía y ha brindado la colaboración de la Junta de Castilla y León para apoyar estas iniciativas.

El delegado territorial ha expuesto a los jóven es empresarios que la Junta pone a disposición de los nuevos promotores de proyectos empresariales la plataforma de apoyo . En esta página web se puede encontrar toda la información sobre las ayudas y el asesoramiento que ofrecen los distintos departamentos de la Administración regional para la creación de empresas.

Entre las muchas líneas de apoyo destaca especialmente el Programa de Apoyo a Jóvenes Emprendedores de Castilla y León que cuenta con la colaboración del Carné Joven Europeo y que promueve la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. El objetivo de este programa es el de ayudar a la implantación de empresas por parte de los jóvenes y para ello facilita la adquisición de aquellos materiales que precisen para el adecuado desarrollo del negocio como licencias, software de gestión, material informático y de oficina.

Los requisitos necesarios para acogerse a esta línea de ayuda son: no haber constituido una empresa, individual o en grupo; tener una edad máxima de 36 años, residir en cualquier municipio de Castilla y León, y presentar una idea de negocio, dentro de un proyecto viable, que tenga por objetivo la creación de una empresa.

Aquellos jóvenes empresarios que quieran solicitar estas ayudas tienen hasta el 1 de abril de 2013 para hacerlo, en los siguientes puntos: en el Departamento Territorial de Familia e Igualdad de Oportunidades, situado en la Plaza Doctor Laguna, 4; la Oficina de Información y Registro de la Junta de Castilla y León, plaza Reina Doña Juana, 5.