La Empresa Nacional de Innovación, S.A. (ENISA), adscrita al Ministerio de Industria Turismo y Comercio a través de la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa, ha iniciado un programa de colaboración con las Agencias de Desarrollo de las distintas Comunidades Autónomas con objeto de ampliar y mejorar el apoyo financiero a las PYME innovadoras.

Esta iniciativa se articula mediante la firma de convenios entre ENISA y las Agencias de Desarrollo Regional. Su objetivo es doble, por una parte apalancar los recursos puestos a disposición de las pequeñas y medianas empresas innovadoras en todo el territorio nacional y, por otra parte, aprovechar la red de Agencias de Desarrollo Regional para hacer llegar los recursos donde mas necesarios son y donde se pueden utilizar de forma más eficiente.

Además, se va a hacer un especial hincapié en el establecimiento de unos procedimientos de gestión ágiles que posibiliten tiempos de respuesta por parte de ENISA no superiores a 45 días.

Estos acuerdos se enmarcan en el contexto de la estrecha colaboración que mantiene la Dirección General de Política de la PYME del MITYC con las Agencias de Desarrollo Regional de las distintas Comunidades Autónomas en un gran número de iniciativas y actuaciones tales como la celebración de los “Días del Emprendedor”, la Red PAIT de Puntos de tramitación empresarial, el programa de apoyo a las “Agrupaciones Empresariales Innovadoras”, y el programa “InnoEmpresa”.

 

El préstamo participativo y ENISA

ENISA es una empresa de capital público adscrita al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través de la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa, cuya actividad consiste en proporcionar financiación a largo plazo a las pequeñas y medianas empresas innovadoras, especialmente en las etapas de crecimiento y expansión.

El principal instrumento financiero de apoyo a las PYME utilizado por ENISA es el préstamo participativo, una figura que proporciona recursos a largo plazo a las empresas sin interferir en su gestión.

Con ellos se financian proyectos empresariales en su conjunto, contemplando todo tipo de inversiones materiales e inmateriales necesarias para llevarlos a cabo. El tipo de interés que aplicado a estos préstamos se determina en función de la evolución de la actividad de la compañía y para su concesión ENISA no exige garantías financieras ni personales.

Con el objetivo de incrementar el apoyo a la PYME, en 2010 el Gobierno ha incrementado un 45% el presupuesto de las líneas de créditos participativos de ENISA, que dispondrá de más de 100 millones de euros para la financiación de PYMES innovadoras en toda España a través de esta fórmula de financiación.