El secretario general del PSOE de Castilla y León, Óscar López, insistió hoy en la necesidad de conseguir un modelo financiero sólido para Castilla y León que permita que las entidades de la región puedan consolidarse en el futuro. Así lo dijo en Segovia, donde abogó por avanzar en el proceso de fusiones o integraciones de las cajas de ahorro, y de sobre el que se felicitó por el camino liderado por Caja Duero y Caja España, y al que invitó a que se unieran el resto de entidades.

En opinión de López “el tamaño sí importa”, y recordó que el 30 por ciento de los recursos que tienen muchas entidades de Castilla y León proceden del extranjero. “Pero dentro del nuevo marco internacional que se ha creado muchas no podrán acceder a esos fondos”. Advirtió que no tendrá la misma importancia si solicita esos fondos una caja de ámbito provincial que si lo hace una de las más importantes del país.

Respecto a Caja Segovia, López mostró su confianza en que “se mueva rápido” para que no se quede aislada en el proceso abierto por las dos cajas más grandes de la Comunidad.

El líder de los socialistas dijo que desde su partido se continuará “trabajando de la mano para que las cajas que se han quedado fuera puedan seguir en el proceso de fusión, integración o colaboración”.

En cuanto al coste que pueden tener las fusiones en cuanto a puestos de trabajo, López dijo que se trata de una cuestión que corresponde a los consejos de administración, pero advirtió de que los efectos pueden ser mayores si no se lleva a cabo ese proceso de agrupación.

López defendió también el hecho de que la Junta pueda intervenir a la hora de legislar en cuanto a la posibilidad de agruparse cajas de la Comunidad, y dijo que ello no debe impedir el que luego se puedan buscar otras fórmulas para permitir la integración con entidades de otras comunidades.