El número de ejecuciones hipotecarias resueltas por los tribunales de Castilla y León se triplicó en los últimos cuatro año en comparación con el periodo 2003-2007, según datos ofrecidos por el Tribunal Superior de Justicia. Así se pasó de 3.188 resoluciones a 8.533 (un 167,7 por ciento más), mientras que a nivel nacional el incremento fue del 202,2 por ciento, pasando de 83.652 a 252.826.

Por comunidades, el mayor incremento se registró en La Rioja (335,1 por ciento), por delante de Murcia (287,8 por ciento) y Aragón (274,7 por ciento), mientras que en términos absolutos, y en el periodo 2008-2012, la Comunidad Valenciana se situó a la cabeza con 49.434 ejecuciones hipotecarias resueltas, por delante de Andalucía (47.025) y Cataluña (44.668).

En cuanto a ejecuciones hipotecarias ingresadas, el crecimiento en la región fue aún mayor y se alcanzó el 262,6 por ciento, pasando de 3.648 a 13.226. En este caso, en el conjunto de los tribunales nacionales la subida fue del 371,7 por ciento, dado que de 88.066 se incrementó a 415.437.