El Obispo de Segovia, Ángel Rubio, alertó hoy del “grave vacío vocacional” por el que atraviesa una Diócesis que “desde tiempo inmemorial” no vivía una situación de falta de vocación en relación con los seminaristas mayores.

A través de la Carta Pastoral remitida a los medios de comunicación, Rubio advirtió que es la primera vez que el día del seminario, que coincide con la fiesta de San José, se celebrará sin contar con seminaristas, ni en el Teologado de Salamanca ni en un Seminario Mayor. “Es motivación de preocupación y sufrimiento”, subrayó el Obispo de Segovia, quien manifestó la importancia de no perder la esperanza y dejar atrás los aspectos negativos de las realidad para “dejarnos iluminar”

Asimismo mientras señaló que la diócesis cuenta con un grupo de adolescentes que aspiran a ser sacerdotes esperó que preserven el deseo de ser seminaristas mayores. “Me refiero a nuestro seminario menor en familia que está a punto de ofrecernos algún brote muy claro y definitivo de vocación madura para el sacerdocio”, concluyó.