Las consultas ambulatorias de salud mental en Castilla y León se han incrementado en un 22 por ciento en los últimos quince años, según ha afirmado hoy en Segovia el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado. El titular de Sanidad ha justificado ese aumento “en que los servicios públicos son más accesibles, por lo que la demanda crece frente a otros momentos en los que las instituciones fueron menos accesibles”.

Antonio María Sáez ha asistido esta mañana en Segovia a la jornada “Encuentros 25 SMS”, organizada por los profesionales de la Red Pública de Salud Mental del Área de Salud de Segovia. El consejero ha explicado que la Junta de Castilla y León realizará un esfuerzo para mantener los recursos actualmente disponibles para la atención a la salud mental en la comunidad. “Nuestro objetivo -ha añadido- es consolidar un modelo de asistencia que ha conseguido mejorar la atención a los pacientes psiquiátricos a través de la centralización de los servicios y la reordenación de las distintas áreas y unidades ambulatorias”.

El consejero de Sanidad ha valorado la evolución del tratamiento en salud mental en Castilla y León y ha destacado que la integración de la asistencia psquiátrica en el ámbito de la asistencia sanitaria “ha sido muy positiva, porque ha conseguido centralizar y gestionar con las mismas perspectivas que otras especialidades médicas, pero sin olvidar las singularidades de esta atención que tenemos que mantener”.

Antonio Sáez Aguado ha indicado que Castilla y León mantiene una ratio de atención psiquiátrica muy similar al resto de comunidades autónomas, con cerca de 400 personas en hospitalización psiquiátrica y más de 20.000 consultas ambulatorias anuales.