Su Majestad el Rey recibió ayer en el Palacio de la Zarzuela a los alcaldes de las ciudades españolas Patrimonio de la Humanidad con motivo del XX aniversario de la constitución del Grupo.

Junto al alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, acudieron al Palacio de La Zarzuela el alcalde de Toledo, Emiliano García Page; el alcalde de Alcalá de Henares, Francisco Javier Bello; el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto; la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado; el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto; la segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cuenca, Nieves Mohorte; la alcaldesa de Ibiza, Pilar Marí; el alcalde de Mérida, Pedro Acedo; el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco; la concejala del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna Julia María Dorta; el alcalde de Santiago de Compostela, Ángel Currás, y el primer teniente de alcalde de Tarragona, Pablo Pérez Herrero, así como la secretaria general y el gerente del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, Sonsoles Guillén y Ángel Rosado, respectivamente.

El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España se constituyó el 17 de septiembre de 1993, tras la integración en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO de las ciudades españolas de Ávila, Cáceres, Salamanca, Santiago de Compostela, Segovia y Toledo. Desde entonces, se han ido incorporando diferentes ciudades a este grupo tras obtener la mención por parte de la UNESCO: Córdoba (1996), Cuenca (1998), Alcalá de Henares (2000), Ibiza y San Cristóbal de La Laguna (2002), Mérida y Tarragona (2006). La organización tiene su sede permanente en la ciudad de Ávila, representada por su Ayuntamiento.

España cuenta con 44 bienes declarados patrimonio de la humanidad y 11 reconocidos como patrimonio inmaterial. Ello convierte a España en el tercer páis con mayor número de bienes incluídos en la lista de la UNESCO, tras Italia y China.

Existen una serie de obligaciones que las ciudades deben abordar, como el mantenimiento de los cascos históricos, la protección medioambiental, la restauración y rentabilización de gran cantidad de patrimonio edificado de carácter monumental entre otros.