El secretario general del PSOE de Castilla y León, Óscar López, anunció que el partido mantendrá una reunión el próximo viernes para “lanzar las candidaturas” para las elecciones autonómicas y municipales de 2011, que estarán “elaboradas a principios de octubre”, tal y como acordó el Comité Federal socialista del pasado sábado.

Tras la celebración en Valladolid del Plenario de la Comisión Ejecutiva Autonómica para analizar éste y otros temas de actualidad, López aseguró que desde el PSOE trabajarán para “presentar los mejores candidatos para conseguir el cambio en la Comunidad y el mayor número de alcaldes”. Será entonces cuando se desvele si el independiente Pedro Arahuetes será de nuevo candidato por el PSOE a la alcaldía de Segovia.

Por otra parte, el responsable socialista volvió a mostrarse muy crítico con la política de la Junta, ya que aseguró que tienen “todo paralizado” y sólo saben “echar culpas a otros”. En esta línea, aseguró que “las puertas del PSOE están abiertas” para negociar tanto el destino de los fondos del Plan de Convergencia como la oferta de acuerdo presupuestario para 2011 realizada por el presidente Herrera.

López aseguró que en ambos casos “la pelota está en el tejado de la Junta” y que los socialistas sólo ponen “condiciones razonables” para negociar, “empezando por la transparencia”. A este respecto, el secretario general del PSCyL instó al Gobierno regional a informarles sobre “dónde está recortando” del Presupuesto de este año y a hacer públicos sus “planteamientos” para el próximo año.

Asimismo, incidió en que el último Barómetro Autonómico publicado por el CIS refleja que Juan Vicente Herrera es “el presidente peor valorado de España”, incluso por detrás de la madrileña Esperanza Aguirre y el valenciano Francisco Camps. López achacó este mal dato a que a los castellanos y leoneses les “falta ilusión” y están “cansados” del “estancamiento” en el que está sumida la región tras más de 24 años de gobierno del PP, a lo que contrapuso “la alternativa” que ofrece el PSOE.

Por otra parte, el responsable socialista informó de que “muchos alcaldes” de su partido se quejaron en el Plenario de la Comisión Ejecutiva Autonómica de que más del 98 por ciento de las subvenciones que reciben de la Junta de Castilla y León son condicionadas, lo que “no les deja margen de maniobra”, por lo que pidió que se amplíen las ayudas no condicionadas.

López reconoció que “no es el momento de incrementar las subvenciones”, pero sí consideró que se puede modificar su distribución, de forma que un importante porcentaje pueda ser utilizado por los ayuntamientos para lo que necesiten. A este respecto, apuntó que algunas comunidades autónomas dan a sus consistorios hasta “un 30 o un 35 por ciento” de ayudas no condicionadas.

E secretario general del PSCyL también indicó que en la reunión algunos regidores se quejaron de que gran parte de los proyectos aprobados por la Junta correspondían a ayuntamientos gobernados por el PP, por lo que consideró que “podría haber un comportamiento caciquil” del Gobierno regional.