En total, 40 ceramistas de varias provincias españolas participan desde este sábado en la XVI edición de la Feria de Artesanía de Segovia que se desarrollará hasta el próximo miércoles 8 de diciembre, aprovechando el Puente de la Constitución. El certamen, que alcanza su decimosexta edición, fue inaugurado por el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes, y por representantes del colectivo de artesanos.

Entre los participantes una tercera parte procede de Castilla y León. Distribuidos en varios puestos en dos largas carpas situadas en la avenida de Fernández Ladreda, los profesionales realizan estos días demostraciones en vivo a la vez que hacen frente a las bajas temperaturas ofreciendo sus creaciones cerámicas.

La Feria está organizada por el Colectivo de Ceramistas Segovianos (Cocerse), y permanece abierta en horario de once de la mañana a nueve de la noche de manera ininterrumpida. La feria cuenta con una ayuda del Ayuntamiento de Segovia de 2.600 euros, así como con el apoyo en materia de cesión del espacio público, según recordaron fuentes de la organización.

Los visitantes pueden ver y adquirir desde los elementos de cerámica más tradicionales, como fuentes, vasijas, botijos, huchas y otros utensilios de cocina, así como diseños más innovadores y actuales, que se centran sobre todo en el ámbito de la decoración. Una amplia variedad de figuras, entre las que no faltarán bandejas, cajas y cuadros se alternan con pendientes, collares y anillos. Tampoco faltan lámparas, toalleros, portarrollos y otros elementos para el cuarto de baño o libros. En todos los casos utilizan la cerámica como base.

Además, de forma paralela, la Feria muestra en una exposición colectiva los trabajos de tres creadores procedentes de la provincia de Álava, Coro Martínez, Txaro Marañón y Javier Berasategui. La muestra puede ser visitada hasta el día 13 de diciembre en horario de 12 a 14 y de 18 a 20 horas.