Castilla y León acogerá dos llegadas y dos salidas de etapa de la 68ª Vuelta a España 2013, según el recorrido presentado en el teatro del Centro Cultural Novagalicia de Vigo, donde oficialmente la organización dio a conocer una nueva edición que partirá el 24 de agosto de Vilanova de Arousa (Pontevedra) para concluir el 15 de septiembre en la tradicional llegada de Madrid. A priori, la carrera será muy similar a la del pasado año, con trazados espectaculares, once metas de montaña, una más que el año pasado, y dos contrarrelojes. 

Así, las carreteras segovianas no acogerán la Vuelta en 2013, pero nuestra Comunidad verá por primera vez el paso de la serpiente multicolor en una quinta etapa considerada de media montaña, el 28 de agosto, un día en el que los corredores partirán de la pequeña localidad lucense de Sober, tras cuatro intensas primeras jornadas en Galicia, para concluir en el Lago de Sanabria, en Zamora, tras 168 kilómetros.

Al día siguiente, Guijuelo (Salamanca) albergará la salida de una sexta etapa llana, que concluirá en Cáceres después de 177 kilómetros. A partir de ahí, la Vuelta transitará por tierras extremeñas, andaluzas, para viajar después, tras un día de descanso, a Cataluña, Aragón, e incluso a Francia, donde las montañas pirenaicas podrían marcar grandes diferencias en la clasificación general. 

Será el día 11 de septiembre cuando los profesionales de la bicicleta atraviesan de nuevo la región, en la decimoséptima etapa. Llegarán a Burgos tras haber recorrido 184 kilómetros llanos desde la población riojana de Calahorra. Un día más tarde, la capital burgalesa será escenario de salida de un trazado de montaña que concluirá en el alto de Peña Cabarga (Cantabria), y que a tres días para concluir la carrera podría ser importante entre los favoritos.