La próxima semana se estrena en España La vida privada de Pippa Lee, la tercera película de Rebecca Miller. La hija del afamado dramaturgo Arthur Miller ha sabido aprovechar su apellido y se va abriendo un hueco en el panorama literario y cinematográfico. Una vez más adapta su propia novela , como ya hizo con The Ballad of Jack and Rose y explora el mundo femenino.

La película, como ya habréis imaginado, cuenta la vida de Pipa, a la que seguimos desde su nacimiento hasta la madurez. Una madre obsesiva, su relación con las drogas y el desafortunado matrimonio con un hombre mayor que ella, la han ido desdibujando y ahora Pippa sólo es la sombra de lo que hubiera podido llegar a ser.

Una voz en off (innecesaria) nos presenta a los personajes. Mujeres que buscan la estabilidad, sin caer en la rutina, que quieren emoción, pero sin alterar lo que ya han conseguido y que luchan por ser algo más, aunque siempre estén en segundo plano. Y es que se nota la mano de una mujer detrás de la cámara.

Robin Wright Penn es la protagonista y logra salir airosa de la situación, pero para mí, la que destaca es la televisiva Blake Lively, una mezcla explosiva de seducción, ternura y autodestrucción, que se mete en la piel de la Pipa adolescente. Personalmente, y como buena fan de Daniel Day Lewis que soy, me hubiera gustado que Miller le incluyera en el reparto. Pedir a tu marido que actúe en tu película no tiene que ser muy difícil, no?

El caso es que en esta película encuentro un poco de muchas otras películas, pero muy poco de creatividad propia. Hay algo de Juno, toques de Woody Allen, ciertas similitudes con la serie televisiva Mad Men y pinceladas de Revolutionary Road. Estas coincidencias son las culpables de que, mientras ves la película, piense “esto ya lo he visto”. El factor sorpresa queda fuera de juego. El comienzo del film, a base de retazos de distintas épocas, consigue atraer tu atención, pero cuando entras en el juego, ya te has aburrido.

No obstante hay cosas que defiendo de la historia. Como el juego con los flashbacks para llevarnos hasta los momentos más importantes de la vida de la protagonista. O el reparto coral, con Keanuu Reeves, Julianne Moore, María Bello y Winona Ryder. O el baile de la comedia con el drama, que va y viene sin darte cuenta. Tengo mucho interés por leer la novela (o alguna de las anteriores de Miller). Puede que el error esté en el paso del papel al celuloide.

La película se estrena en España el próximo 25 de julio. No hay demasiados rivales en la cartelera, veremos qué pasa.