El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Javier López-Escobar, inauguró el viernes en el Museo de Segovia la exposición temporal “El Tríptico de la Última Cena. Estudios técnicos para el conocimiento de una obra”. En colaboración con el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León en Simancas, la muestra pretende dar a conocer la minuciosa investigación previa que es necesario llevar a cabo antes de iniciar la restauración de una obra de arte, un trabajo arduo y riguroso que muchas veces es desconocido y pasa inadvertido para el gran público.

Acompañado por la directora del Centro de Conservación de Simancas, Milagros Burón, que acudió a la presentación de la muestra, el delegado territorial comprobó en detalle los estudios llevados a cabo en esta obra renacentista antes de proceder a su restauración.

El Tríptico de la Última Cena, datado en 1570, forma parte de los fondos del Museo de Segovia desde el siglo XIX. Se trata de una obra de policromía al óleo sobre tabla que en su parte central representa la escena de la Última Cena, en el batiente izquierdo una imagen de La Piedad, con la Virgen María sosteniendo a su Hijo muerto al pie de la Cruz, acompañada de otros tres personajes, y en el batiente derecho la Aparición de Cristo resucitado a la Virgen, mientras dos ángeles son testigos de la escena.

Esta novedosa exposición muestra de forma didáctica los diferentes tipos de análisis y estudios realizados sobre la obra: exámenes con luz ultravioleta, radiografías, reflectografías y análisis de micromuestras. También se exponen las placas radiográficas en un negatoscopio (o en un panel retroiluminado), así como los diversos planos explicativos de este análisis.

Las conclusiones de la investigación han permitido determinar la técnica de ejecución de las diferentes tablas que conforman el tríptico, su estado de conservación, la presencia o no de capas subyacentes, así como la correspondencia estilística y temporal entre las diferentes capas. Los resultados han sido determinantes en el planteamiento de la restauración de la pieza y han puesto de manifiesto la autoría variada de la obra que se atribuye al círculo del Maestro de los Del Campo.

La muestra, que pretende acercar al público toda la investigación previa a la restauración de la pieza, puede visitarse en la sala de exposiciones temporales del Museo de Segovia hasta que finalice el mes de noviembre.