La polémica en el fuero interno del Partido Socialista segoviano están más que servida. Javier Arranz, concejal de deportes del Ayuntamiento de la capital y gran conocido por sus controvertidas declaraciones, ha vuelto a ser protagonista tras acusar a uno de los máximos dirigentes de su partido, Juan Luis Gordo, de cobrar dietas por desplazamiento en el Congreso de los diputados a pesar de disponer de dos pisos en la capital madrileña.

Arranz, que ha sido expedientado por la Ejecutiva Provincial por haber cometido una falta grave debido a, según los estatutos del partido, “la ofensa personal grave a cualquier afiliado que vaya destinada a menoscabar el prestigio y la imagen pública de los órganos colegiados del partido y de sus miembros, cuando se produzcan con publicidad o tengan notoria trascendencia”, no ha dudado en responder esta mañana, a través de su perfil de Facebook como acostumbra a hacer, a dicho expediente.

En dicho post, Arranz acusa a Juan Luis Gordo del disfrute de unas dietas por desplazamiento cuya cantidad asciende a 1.823,86 €, a pesar de, según el concejal, disfrutar de dos pisos en Madrid. Pero su descontento con las medidas disciplinarias tomadas contra él no acaban ahí, y el edil continúa denunciando que ‘el Secretario General Local de Segovia te pida el acta y te insulte en las redes: 0 expedientes ; que diversos miembros de la Ejecutiva Provincial del PSOE te insulten en las redes sociales y te pidan el acta 0 expedientes’.

Captura de pantalla del Facebook del concejal de Deportes, Javier Arranz.

 

 

Dietas

Los diputados por Segovia, como todos aquellos de circunscripciones distintas a Madrid, perciben una indemnización de 1.823,26 euros al mes en concepto de vivienda, aunque tengan casa en Madrid, como es el caso del diputado del PSOE, Juan Luis Gordo.

El del pago de la vivienda, aunque se tenga pagada, no es el único privilegio. El Congreso cubre los gastos de transporte de todo medio público -avión, tren, automóvil o barco- de los diputados. Además de percibir 0’25 euros por kilómetro en caso de tener que hacer uso de su vehículo. Por si fuera poco, a todo aquel diputado que no disponga de vehículo oficial, se le facilita una tarjeta de taxi con un límite anual de 3.000 euros.

Puedes consultar el documento público del Congreso donde se detallan las dietas, aquí.