Un helicóptero de control remoto tomará imágenes para reproducir la Iglesia de la Santísima Trinidad de Segovia con el fin de obtener datos que faciliten la restauración de la parroquia segoviana. Así lo señaló el vicepresidente de la Fundación del Patrimonio Histórico (FPH), Malaquías del Pozo, durante la presentación de esta parte del proyecto cuyo presupuesto se incluye en el total de 80.000 euros, que costará la restauración integral, financiados al 50% por la FPH y por la propia parroquia.

Del Pozo insistió en la necesidad de llevar a cabo un estudio minucioso “que determine con calidad las reformas que habrá que hacer”, ya que como añadió, existe un importante deterioro estructural en el ábside, en la torre y en las capillas de la iglesia que data del año 1240. “Ganamos tiempo, fiabilidad y una mayor seguridad de hacer las cosas bien”, apostilló.

Para concluir el vicepresidente de la Fundación añadió que “la iglesia merece el esfuerzo que la propia parroquia y la FPH van a hacer para ponerla en valor para disfrute de los segovianos y los visitantes”.

Por su parte, el técnico del Laboratorio de Fotogrametría Arquitectónica de la Universidad de Valladolid, José Martínez, explicó que el vehículo aéreo no tripulado (UAV) realizará, a través de una cámara de peso ligero, un conjunto de fotografías con un alto grado de resolución que ayuden al posterior estudio del estado de la parroquia. “Estamos trabajando con resoluciones que permiten distinguir objetos del orden de un centímetro”, señaló.

El equipo, de origen alemán, trabaja con señales GPS a través de satélites y tecnología Google Earth y permitirá realizar un modelo tridimensional de la Santísima Trinidad. En palabras del técnico del Laboratorio de Fotogrametría Arquitectónica, “permitirá hacer un diagnóstico muy detallado de las cubiertas y de los muros para documentar partes que resulten difíciles de acceder”.

En el primer vuelo, cuya misma tecnología se está utilizando en la Catedral de Ávila, será de unos 15 minutos y espera sortear algunos inconvenientes como la falta de espacio visual y de señal de satélite, para lo que el equipo trasladó el despegue a la plaza de San Nicolás situada en la parte posterior de la parroquia.

Por su parte, D. Andrés, párroco de la Iglesia de la Santísima Trinidad, insistió en la urgencia de la restauración de ‘una de las iglesias románicas más bonitas de Segovia’ y mostró su preocupación por los graves desperfectos que sufre.

Al mismo tiempo señaló que la ‘feligresía de la Santísima Trinidad está comprometida’ y que más adelante iniciarán un movimiento para recaudar el total de los fondos necesarios para completar los 400.000 euros de la inversión.