Si aún no estás preparado para la televisión digital, en pocas horas su pantalla puede quedarse en negro. Mañana empieza la fase final de apagado de la señal analógica, la más relevante de todas puesto que afecta a 33 millones de ciudadanos. Hasta ahora ya se han apagado definitivamente 57 centros emisores (de un total de 90) que nutrían los televisores de 15 millones de personas. Pero ahora empieza la fase más relevante del proceso, con el apagado paulatino de los 2.700 centros emisores asociados a los 33 centros principales que quedan por apagar.

Cuando acabe la Semana Santa, la televisión analógica será historia. A partir del viernes 2 de abril, quienes no hayan logrado adaptarse a lo digital sencillamente no podrán ver la televisión.

 

 

 

¿Qué equipo hace falta para ver la TDT?

Necesitas un decodificador:

* Si su tele o su reproductor DVD son modernos, llevarán ya el decodificador TDT integrado.

* Si no es así, puede comprar un decodificador y conectarlo a su aparato.

* Otra opción es comprar un nuevo televisor.

Es posible que necesite además un amplificador para la antena, para reforzar la recepción de la señal digital. Pero… ¿Cuánto cuesta el decodificador?. Depende, según la Organización de Consumidores y Usuarios, hay distintos tipos (para alta definición, para ver canales de pago, interactivo…). El más básico cuesta unos 25 euros. Otros llegan a los 90. En este sentido, si se quiere acceder a todos los servicios de la TDT, lo mejor será invertir en un buen televisor de alta gama, o comprar varios decodificadores específicos, según la OCU.

Pero y entonces… ¿Hace falta un decodificador para cada televisor? Si tiene varios televisores en tu hogar, cada uno necesita su propio decodificador. Muchos de los televsiroes que se han vendido en los últimos años lo llevan integrado, entonces hay que asegurarse, sólo necesita comprar uno independiente si la tele no lo tiene. Pero cuidado, el amplificador no es gratis: El coste de adquisición e instalación varía según la fuerza que necesite la señal, es decir, los televisores a los que tenga que llegar. En una comunidad de vecinos puede salir por unos 50 euros por vivienda.

Sin embargo, puede ocurrir que perdamos la señal de TDT o que no lo veamos correctamente, ya que en ocasiones se descompone en cuadritos, se para, también se altera el sonido… Con la TDT se codifica la señal de televisión siguiendo algoritmos lógicos (con unos y ceros) que permiten posteriormente identificar y corregir errores. Por ello la calidad de la imagen y del sonido será casi siempre óptima.

Pero la transmisión terrestre de televisión, donde las ondas se transmiten por el aire a través de repetidores situados en el suelo, se ve afectada por diversos factores que provocan interferencias (dispersión de energía, zonas de sombra, reflexiones, etc). En la transmisión digital, el receptor puede corregir en parte esas distorsiones provocadas por interferencias, pero no puede resolver algunos errores. Entonces puede producirse la congelación de partes de la imagen o la interrupción del sonido. Cuando el nivel de error supera cierto límite, el receptor es incapaz de recomponer la señal.

A medida que aumenten las zonas de cobertura de la señal de TV, mejoren los aparatos y las conexiones por las que pasa la señal hasta llegar al televisor, estos efectos indeseables irán reduciéndose. ¿En qué situación se encuentra tu televisor? ¿Estás preparado para este apagón?. Cuidado, de un momento a otro, su pantalla de televisión se verá de color negro.