El paro creció en la Comunidad en 17.800 personas durante el primer trimestre del año y elevó el número total de desempleados a 204.500 personas, es decir, el 17,37 por ciento de la población activa, casi cuatro puntos por debajo de la media nacional, que se sitúo en el 21,29 por ciento, hasta los 4,91 millones de parados, según se extrae de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística.

El aumento del desempleo en Castilla y León en relación al último trimestre de 2010 fue del 9,52 por ciento, lo que supone el doble que el incremento registrado en el conjunto del país, que aumentó un 4,55 por ciento. Respecto a los mismos tres meses del pasado ejercicio, el desempleo experimentó una subida del 10,02 por ciento en la Comunidad, frente al 6,45 de España.

En el primer trimestre del año se destruyeron 23.900 empleos en la Comunidad en relación a los últimos tres meses de 2010 (un descenso de la ocupación del 2,4 por ciento tanto en Castilla y León y del 1,39 en España), con lo que la cifra total de ocupados en la Comunidad es de 972.900 personas. Igualmente, el número de activos se redujo en 6.200 personas, a un ritmo del 0,52 por ciento, frente a la caída del 0,19 nacional. Con ello, la tasa de actividad se situó en el 54,92 por ciento, frente al 59,88 de la media nacional. El total de personas en edad de trabajar en Castilla y León es de 1.177.400, frente a los 23,06 millones de España.

Respecto al mismo periodo del año pasado, entre enero y marzo de 2001 el paro aumento en Castilla y León en 18.600 personas, lo que supuso un 10,02 por ciento de incremento. Del mismo modo, en el mismo periodo el número de ocupados descendió en 13.400 personas (-1,36 por ciento). Sin embargo, el de activos creció en 5.200 (0,44 por ciento).

En términos mensuales, el paro aumentó más entre los hombres (un 9,5 por ciento) que entre las mujeres (9,3 por ciento), si bien la tasa de desempleo masculina (15,82 por ciento) es mucho menor que la femenina (19,33 por ciento). Respecto al primer trimestre de 2010, la evolución por sexos experimentó un incremento del 5,5 por ciento en varones y del 14,9 en mujeres.

Así, 103.900 desempleados de la Comunidad son varones y 100.600, mujeres. Por el contrario, la tasa de actividad de los hombres es mucho mayor que la de las mujeres, 62,2 por ciento, frente al 47,86 por ciento, aunque el número de ocupadas se sitúa en 420.100, frente a los 552.800 hombres.

Paro por provincias

En la comparación de los datos respecto al primer trimestre de 2010, una provincia, León, registró una bajada del 1,35 por ciento, hasta colocarse en 36.500 personas desempleadas, y Salamanca se mantuvo estable, con 24.700 parados. Por su parte, Segovia registró un incremento del 6,59 por ciento, hasta los 9.700. En cuanto al resto, Soria creció un 46,8 por ciento (6.900 parados), Zamora un 32,8 (17.400), Palencia un 30,1 por ciento (13.800), Burgos un 19,6 (29.900 desempleados), Ávila un 6,5 (21.100 parados), y Valladolid, un 5,9 por ciento (44.400).

El paro aumentó en ocho de las nueve provincias de la Comunidad en relación al último trimestre de 2010. El mayor incremento se registró notablemente en Zamora, con un 26 por ciento más, seguida de Ávila, con un 22,6 por ciento, Soria, con un 16,9 por ciento de crecimiento, Segovia, con un 15,4, Ávila, con un 11,67 por ciento más (17.200 parados), Palencia, con un 10,4 por ciento más, Valladolid, con un 8,8, León, un 7,3 por ciento más, y Salamanca, con una subida del 2,9 por ciento. Por su parte, Burgos experimentó una caída moderada del desempleo, con un 0,66 por ciento menos.

Por último, la tasa de paro por provincias es del 28,26 por ciento en Ávila; 16,09 por ciento en Burgos; 17,8 en León; 18,33 por ciento en Palencia; 16,18 en Salamanca; 12,82 por ciento en Segovia; 15,45 por ciento en Soria; 15,77 en Valladolid; y 21,39 por ciento, en Zamora.