Quieren hacernos esperar menos, que no pasemos la mañana atascados en la cola para entregar un simple documento, no tenernos colgados al teléfono mientras esperamos eternamente a ser atendidos y que si queremos quejarnos, se nos conteste también antes. La Subdelegación del Gobierno renueva su Carta de Servicios y adquiere estos y otros compromisos para con los ciudadanos.

«El objetivo reside en mejorar en todo lo posible la atención y el servicio al ciudadano», asegura la subdelegada, Teresa Rodrigo. La Carta contempla los servicios que ofrece la Subdelegación, fija objetivos y obliga a analizar y valorar los resultados. “Aunque se venía renovando cada año, desde 2000, cuando se redactó el primer texto, los cambios normativos han hecho que se considerada necesario acometer una revisión general”, argumentó.

Para ello, quieren conseguir que el ciudadano espere menos de cinco minutos para ser atendido personalmente, en el 80 por ciento de los casos, y menos de diez minutos en el 20 por ciento restante. Además, se comprometen a que los ciudadanos que llamen por teléfono para concertar cita previa y ser atendidos en las distintas unidades de la Subdelegación, obtenga esa cita en un plazo no superior a los tres días hábiles.También prevén reducir el tiempo de espera para las consultas teléfonicas a menos de tres minutos y contestar las consultas por correo electrónio en el plazo de dos días. 

Tampoco quiere la Subdelegación hacernos perder el tiempo si lo que necesitamos es entregar un documento en el registro o en otras administraciones. En este caso, el tiempo de espera no deberá superar los cinco minutos.

Asimismo, los ciudadanos podrán presentar quejas, iniciativas o sugerencias por escrito, en la propia Sudelegación, por correo postal o correo electrónico (secretario_general.segovia@ap.mpr.es), y serán contestados en el plazo de 15 días, con información sobre las actuaciones realizadas y las medidas, en su caso, que se hayan adoptado en relación con la cuestión planteada.

 

“De lo que se trata –apunta la subdelegada- es de ofrecer el mejor servicio posible al ciudadano, la razón de ser de las administraciones públicas, que tienen la misión de servir con objetividad y eficacia los intereses generales de los ciudadanos”.

Mientras, la subdelegada quiso matizar que “los plazos marcados por la nueva Carta de Servicios se vienen cumpliendo en la mayor parte de los casos”.