La Sepulvedana ha anunciado que incrementará el precio de sus abonos mensuales, de manera que el importe final del bono Segovia-Madrid “Joven” será de 145,7€ (140,7€ con el nuevo descuento de Horizonte Cultural), y el del “Normal será de 219€, medida que entrará en vigor de cara a la adquisición del bono de febrero.

El resto de abonos aumentarán su precio de forma proporcional, pudiendo consultarse sus importes en la web.  Según la Empresa, esta iniciativa sigue la línea del incremento previsto por el Ministerio para sus tarifas base (aún sin fecha de aplicación, pero que parece se hará efectivo en las próximas semanas), y el que realizará el Consorcio de Transportes de Madrid el próximo día 01 de febrero, incrementos ambos que no se aplicarán a los Usuarios de bonos, quedando ya asumidos con esta subida.

No obstante, La Sepulvedana apunta que el descuento que suponen los abonos (creados por iniciativa propia de la Empresa), sigue representando cerca de un 70% en el caso de los abonos jóvenes, y más de un 50% en el caso de los bonos de tipo normal, con respecto al precio del billete sencillo.

Además, para minimizar el impacto de dicha subida, la Empresa ha decidido aumentar el descuento especial que se realiza a los socios de “Horizonte Cultural” que posean bono “Joven”, de manera que los Usuarios que presenten el carnet de la asociación, recibirán un descuento de 5€ sobre el precio de su abono, lo que supone que la subida inicial se reduzca considerablemente, quedando su precio final en 140,7€. Los asociados con bono “Normal” mantendrán el descuento de 3€.

La Organización ha declarado que ha evitado durante el mayor tiempo posible el incremento de sus precios, pero alega que la aplicación de dicha medida es necesaria para paliar el gran aumento de sus costes de explotación, que se han visto incrementados en los dos últimos años en un 24,33%, principalmente a causa de la subida del coste de partidas tan fundamentales para el desarrollo de su actividad como son el combustible, los neumáticos, aceites, o el pago a Iberpistas.

A dicho aumento de costes, deben además añadírseles los efectos que supone la importante reducción de viajeros que ha sufrido la Empresa durante el último año, y que asciende a alrededor de 70.000 Usuarios menos en relación con al año anterior.

Estas cifras, según palabras del Director General de La Sepulvedana, Rafael Fernández, hacen insostenible mantener la actividad sin ninguna variación, por lo que además de dichas medidas, se han tomado decisiones que, según Fernández, han afectado también a la estructura interna de la Empresa.

La situación ha llegado a un punto en el que, según el Director General, la Organización ha llegado incluso a plantearse la posibilidad de cancelar la venta de bonos, pues los descuentos que éstos suponen son difícilmente sostenibles. No obstante, por el momento La Sepulvedana ha descartado dicha opción, pues entiende que el perjuicio causado al usuario habitual sería demasiado importante, y por lo tanto diametralmente opuesto a la filosofía de la Empresa al respecto del compromiso con el cliente.