La Semana de Música Sacra de Segovia celebrará del 29 de marzo al 4 de abril su trigésimo aniversario acercando a la capital del Acueducto a reconocidos artistas del panorama nacional e internacional durante siete días. “Un referente en España cuya protagonista será la voz”, señaló durante la presentación Teresa Tardío, gerente de la Fundación.

La iglesia segoviana de San Juan de los Caballeros acogerá un total de siete actuaciones que comenzarán con la actuación gratuita del joven pianista ruso Filipp Subbotin que recorrerá al piano diferentes obras de Bach Tchaikovsky y Liszt. “Un aperitivo para entrar en contacto”, señaló Tardío.

La programación continuará durante el último fin de semana de marzo con las actuaciones del Coro de Voces Graves de Madrid y un repertorio de los grandes maestros de la polifonía sacra del siglo XX; la agrupación de Aswat-Voces con un repertorio de cantes sufis, oraciones y lamentos, canciones de medio oriente; y el coro femenino Vocalia Taldea, un grupo vocal de mujeres vascas dirigidas por Basilio Astulez que harán un recorrido por las distintas músicas corales del mundo.

El colofón lo pondrán los cantos de Gospel Soul; y la música histórica de La Falanía cuya actuación estará centrada en la “controvertida figura de María Magdalena”, como señaló Tardío.

El broche de oro lo pondrá la celebración de los 35 años transcurridos desde el estreno del Cántico Espiritual de Amancio Padra. “Un cierre importante” en el que la Escolanía de Segovia acompañará al compositor en su producción propia y cuyo precio especial será de 20 euros. El resto será de 10 euros.

El Festival se ha visto obligado durante esta edición a subir el precio de las entrafas de 8 a 10 euros, como señaló la gerente de la Fundación Don Juan de Borbón, “para seguir manteniendo la calidad”. Tardío añadió que en la edición de 2012 el presupuesto ha pasado a los 42.000 euros respecto a los 50.000 euros del año pasado.

La Fundación Don Juan de Borbón cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Segovia y la Obra Social de Caja Segovia, cuyo responsable de comunicación, Malaquías del Pozo señaló la “importancia de mantener la cultura en la ciudad para generar riqueza”.