La Consejería de Cultura y Turismo promocionará las ciudades Patrimonio de la Humanidad de Castilla y León a través de la Vuelta Ciclista a la Comunidad, por medio del llamado pasaporte ‘Patrón de Castilla y León’. Quienes lo deseen podrán sellarlo en cada una de las tres ciudades (Ávila, Salamanca y Segovia) y formarán parte del sorteo de un fin de semana en una Posada Real. Además, al final de cada etapa, al ganador se le entregará un maillot en el que estará serigrafiado el sello de ‘Patrón’, un título honorífico que le presenta como embajador de estas ciudades.

La consejera del ramo, Alicia García, explicó que la Vuelta Ciclista Castilla y León es “un acontecimiento de indudable importancia” para la Comunidad por su interés deportivo, su impacto mediático y su importancia como vehículo de difusión turística y cultural, de ahí la oportunidad de aprovechar la fuerza de la unión entre deporte, cultura, patrimonio y turismo. Así, recordó que en 2010 el recorrido se vinculó al Año Jacobeo y al Camino de Santiago, y en 2011, a los lugares en los que se celebraban Las Edades del Hombre.

García señaló que esta importancia se comprueba en la difusión y en la repercusión que la Vuelta Ciclista a Castilla y León tiene año tras año. Así, según datos de la Consejería, las audiencias potenciales en 2011 fueron más de 361 millones de personas, lo que supone una valoración económica promocional para Castilla y León de más de 2,8 millones de euros, en las cadenas de TV, en la radio, en la prensa diaria, en total más de 1.700 apariciones en medios, y en internet, con más de 1.000 referencias en la pasada edición.

A esto añadió “el impacto económico directo de la singular caravana multicolor formada por alrededor de 500 personas entre corredores y organización, además del público que arrastra, con lo que ello supone para la hostelería y el comercio de las ciudades que visita”.