La Concejalía de Servicios Sociales, Sanidad y Consumo, con motivo de la Semana de la Movilidad, organizó dos actividades con las que pretendía promover entre los ciudadanos el uso del transporte público y el desarrollo de alternativas de movilidad diferentes al uso del coche particular.

Una de esas alternativas son las rutas saludables, los paseos andando por la ciudad. Además de hacer ejercicio y de disfrutar caminando de la belleza de la ciudad, los participantes pudieron trasladar de primera mano, algunas sugerencias para convertir los espacios urbanos en espacios cómodos y seguros para los peatones. Además, a lo largo del paseo que discurrió por zonas urbanas como el Alcázar, el Arco de Santiago y San Cebrián, la zona centro y el barrio de San Millán, y se expusieron las principales normas de circulación que afectan a los peatones.

La segunda de las rutas se trasladaba a las afueras de la ciudad aprovechando el transporte público como medio para ampliar las opciones de los paseantes. En esta ocasión, más de 20 participantes llegaron hasta Revenga desde donde bajaron por la puerta del monte de Riofrío y el GR88 que discurre por el barrio de Hontoria, donde tomaron un almuerzo, para llegar nuevamente, a pié, hasta Segovia.

Ambas actividades, encuadradas dentro de la Semana Europea de la Movilidad, forman parte del programa de promoción de ejercicio saludable que durante la temporada de otoño “Rutas para la Salud”. A este programa se añade el programa “Ponte las Pilas” que se desarrolla los lunes, martes y jueves, en el Pabellón Pedro Delgado.

 

Servicio Prevención y Extinción Incendios

Por su parte, el servicio de Prevención y Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Segovia también se sumó, un año más, a esta actividad para hacer llegar a los ciudadanos que la movilidad sostenible mejora la calidad de vida y ayuda a reducir los accidentes de tráfico, así como la contaminación acústica y atmosférica.

Y que mejor manera de hacerlo que dirigirse a los futuros conductores, chavales de bachillerato próximos a cumplir 18 años, de los Institutos La Albuera y Giner de los Ríos. A cada jornada asistían entre 70 y 100 jóvenes.

En primer lugar se les dio una charla y se les enseñaron algunos videos de las fatales consecuencias que suelen tener los accidentes de tráfico. Donde la mayoría de las veces es el conductor el responsable realizando alguna de estas acciones: imprudencias, incumplimiento de las normas, distracciones o consumo de sustancias peligrosas para la conducción como alcohol o drogas.

Posteriormente se realizó un simulacro de un accidente de tráfico, donde los estudiantes comprobaron el trabajo que realizan los bomberos en estas situaciones. Algún chaval pudo ver, incluso, lo que se siente al encontrarse en esa situación simulada al convertirse en “heridos voluntarios” a los que rescatar.

El objetivo principal de esta actividad era hacer ver a los jóvenes que el tráfico rodado afecta directamente a cientos de miles de personas, debido a los numerosos heridos y muertos provocados a causa de los accidentes de tráfico. Según la DGT en 2009 se produjeron 47.500 accidentes con víctimas en España, razones suficientes para incorporar la seguridad a la movilidad y para mejorar la seguridad de los desplazamientos.

La principal conclusión es que el ruido ambiental, la contaminación y el precio de vidas humanas son incompatibles con la calidad de vida que queremos, por eso debemos conseguir entre todos que la movilidad sostenible siga creciendo y sea apoyada por todo el mundo.