La Ruta del Vino Ribera del Duero, creada en 2006 por diversos ayuntamientos y asociaciones, suma ya 151 servicios turísticos en las provincias de Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. En apenas seis años, este Consorcio ha logrado reunir bajo un mismo sello a un total de 151 servicios turísticos entre bodegas, hoteles, restaurantes, enotecas y servicios municipales que trabajan por la excelencia de esta Ruta.

La Ruta del Vino Ribera del Duero es la tercera Ruta del Vino más visitada de España y espera superar este año los 90.000 visitantes, según aseguraron hoy fuentes de la institución. Además, precisaron que los 151 servicios turísticos están repartidos en 49 bodegas, 20 alojamientos, 23 restaurantes, 11 enotecas y comercios especializados, 15 centros de interpretación vinculadas al vino y 33 servicios de ocio complementarios.

Desde su creación, la Ruta del Vino Ribera del Duero trabaja por el desarrollo integral y sostenible del territorio; el incremento de la actividad turística; la mejora del entorno y de las infraestructuras y la diversificación y desestacionalización de la actividad turística.

La gerente del Plan de Dinamización Ruta del Vino Ribera del Duero, Cristina Prat, destacó que “crecer, y a este ritmo, no es más que el resultado del trabajo que estamos desempeñando tanto a nivel institucional como empresarial”. “Son ya 151 miembros los que integran el Consorcio y tenemos que seguir trabajando como hasta ahora por la profesionalización del sector y por afianzarnos como referente del enoturismo en España”, concluyeron.