La Sociedad Castellano-Leonesa de Contracepción (SEC) consideró hoy en Segovia que la reforma de ley del aborto del ministro Alberto Ruiz-Gallardón llevará a las mujeres a la clandestinidad para interrumpir un embarazo no deseado. El presidente de la agrupación, el doctor Modesto Rey, advirtió que la medida supondrá que las mujeres que no tengan recursos “lo harán en condiciones nada saludables” mientras las que las que los tengan saldrán fuera del país.

“Lo único que hace es retrotraernos en el tiempo”, aseveró Rey quien consideró que la modificación se aleja de cuestiones científicas para acercar a la ley a planteamientos ideológicos. Mientras aseguró que no se ha contado con la opinión de la SEC, su presidente incidió en que la actual ley del aborto de 2010 responde a las necesidades actuales de las mujeres en nuestro país.

Durante la presentación del II Congreso de la Sociedad Castellano-Leonesa de Contracepción, que se celebrará en Segovia los días 7 y 8 de junio, Modesto Rey explicó que la ley socialista “es una ley sanitaria, de educación sexual, reproductiva y de interrupción de embarazo” que no se centra únicamente en el aborto sino que “reconoce el derecho de la mujer a tomar sus propias decisiones y a la salud sexual”, según lo contemplado en las conferencias de la Organización Mundial de la Salud de El Cairo y Beijing.

Según el doctor Rey, un informe de le Sociedad de Clínicas Concertadas, recoge que el 50 por ciento de las mujeres aseguran que hubieran interrumpido el embarazo “fuera cuales fueran las circunstancias”, por lo que la nueva ley no resolverá la situación actual. Además, señaló que la actual legislación está acorde con “inmensa mayoría” de los países de nuestro entorno, a excepción de Malta e Irlanda, y que ésta recoge una ley de plazos y una ley de supuestos en los plazos de gestación, que no han generado durante estos años alguna conflictividad social.

“Es una ley de derechos, no de obligaciones”, que para el presidente de SEC da respuesta a lo que la sociedad demanda ofreciendo a las mujeres cada vez más oportunidades antes de decidir si llegar a la interrupción del embarazo.