Uno de los epicentros de Segovia. Testigo de la vida del pueblo segoviano y del paso de los años. La Plaza Mayor de Segovia a través de la fotografía. El Museo Rodera Robles acoge ‘La Plaza Mayor de Segovia. Imágenes de un espacio vivo’, una exposicón que acogerá hasta junio de 2012. ‘Imágenes antiguas, preñadas de sugerencias y con la fuerza necesaria para despertar recuerdos que pellizquen esa parte de la memoria’, señala Pérez de Cossío

La muestra, que tendrá un horario especial de Navidad de 19:00 a 21:00 horas los días 23, 25, 26, 27, 28, 29 y 30 de diciembre y 1, 3 y 4 de enero; evoca al pasado de este espacio segoviano vecino de la Dama de las Catedrales y de la Casa Consistorial, pero además cuenta la historia de negocios como La Taurina, la peluquería Palomares, La tienda de saneamientos de Barrero ‘mostrando el primer bidé que aterrizó por estos andurriales, por cierto, muy cuestionado por los posibles placeres que pudiera proporcionar a las partes pudendas’, señala José María Pérez de Cossío; además de otros míticos como la armería El Carmen, La pastelería Bausa, el bar Negresco, el bazar La Concepción, el bar La Suiza, o la librería Herranz. La farmacia Abella y la confitería El Alcázar.

Todo un canto a la nostalgia que a través de la imagen recordará a los que vivieron así la Plaza de Mayor de Segovia, y una lección evocadora del pasado a quien no llegaron a pisar los antiguos cimiento de tan reconocido lugar.

‘Solo me queda desear el que todas estas antiguas fotografías bañadas en la humildad que propicia el que sean descubiertas por los ojos con los que los años convierten las dioptrías en visiones enriquecidas, den un pellizco en la parte más autentica de quienes las contemplan, para certificar que cuanto se ha vivido nunca lo ha sido en balde’.