La prevalencia de la obesidad infantil entre los escolares de Castilla y León, menores de 15 años, es del 7,5 por ciento, aunque el 15 por ciento presenta sobrepeso, el estadio previo a esta enfermedad. Por ello, la Comunidad ocupa el décimo puesto en el ranking de autonomías menos afectadas por esta patología, puesto que de media en España afecta al 8,9 por ciento de los niños y el exceso de peso al 18,67 por ciento. Además, su incidencia es en general mayor entre los chicos, pese a no ser sólo un «problema de imagen».

En ese sentido, el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, ha explicado que cada año uno de cada diez escolares, menores de 15 años, se convierte en obeso. Advirtió de que la tendencia natural es que aumente en los próximos años sino se ponen en marcha medidas contra esta enfermedad, cuyo origen se debe no sólo los hábitos alimenticios. Sostuvo que la política en esta materia de la Consejería de Educación, que se desarrolla en colaboración con su departamento, persigue estabilizar y disminuir “paulatinamente”, a medio y largo plazo, su incidencia ya que el 50 por ciento de estos niños tiene padres obesos.

Asimismo, el consejero explicó que España tardó unos 30 ó 40 años en alcanzar las cifras de presencia de la obesidad infantil de Castilla y León. También ha destacado que la Junta desarrolla desde hace diez años las medidas que pretende impulsar ahora el Ministerio de Sanidad y Consumo, según puso de manifiestó su titular, Trinidad Jiménez, durante la celebración del último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Álvarez Guisasola respaldó la iniciativa motivada por la preocupación de la Agencia Nacional de Seguridad Alimentaria de poner en marcha una estrategia de alimentación saludable. Explicó que el Ministerio prevé legislar sobre esta materia, aunque insistió en que las medidas puestas en marcha por Castilla y León han causado gran interés en el resto de autonomías, como la exigencia de que los menús de los comedores escolares sean elaborados y controlados por neutrólogos.

Castilla y León, “ejemplar”

Al respecto, el consejero de Educación destacó que Castilla y León actúa de forma “ejemplar” en materia de comedores escolares, nutrición y formación en hábitos alimenticios. Así, abogó por fomentar la colaboración entre las administraciones, aunque recordó que estas iniciativas se ejecutan desde hace una década. Por tanto, remarcó que la Comunidad no sólo es “sobresaliente” en sus resultados académicos, como lo reflejan los informes Pisa (2003-2007) o el Barómetro autonómico del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas).

Medidas

La Consejería de Educación implantará nuevas medidas el próximo curso en materia de promoción de la alimentación saludable. Así, se prevé poner en marcha el catering de línea fría, un moderno sistema, en todos los comedores escolares de la Comunidad -483 en el último curso, de los que 345 pertenecen a centros rurales y 138 a urbanos-. El coste de subvencionar este servicio, que utilizaron 39.241 niños, en los centros escolares ascendió este curso a 12,04 millones de euros. La provincia más cara es León con un coste por menú de 4,61 euros y la más barata Segovia con un coste de 3,6 euros. También se garantiza la elaboración de dietas adaptadas a enfermedades puntuales como diarrea, vómitos, hipertermia, procesos catarrales o gripales.

Este servicio es “controlado”, dijo Mateos, por la autoridad sanitaria, así por ejemplo en 2009 se llevaron a cabo 1.579 inspecciones a comedores de colegios. También participa el departamento de Nutrición y Dietética de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid, para lo que cuenta con una ayuda de 700.000 euros. Además, Educación prevé la creación y desarrollo del Centro de Atención a Usuarios (CAU), que a través de medios telemáticos facilitará el “flujo” de información entre las familias y las administraciones. Se podrá solicitar información sobre menús especiales, plantear quejas y, también, sugerencias.

Por otra parte, el Ejecutivo autonómico también colabora en esta materia con el Ministerio de Sanidad y Consumo en el desarrollo del programa piloto ‘Perseo’. De los 67 centros que participan, diez son castellanos y leoneses. Mateos indicó que se seleccionaron por criterios como el tamaño, pero también de forma aleatoria para garantizar su distribución por todo el territorio de la autonomía.

Información y conocimiento

En cuanto a las iniciativas para impulsar la información sobre los hábitos saludables en al alimentación, la Consejería de Educación facilita ya en su página en internet dos publicaciones, la ‘Guía alimentaria para los comedores escolares de Castilla y León’ y los ‘Menús saludables para los escolares de Castilla y León’. Además, en breve se firmará un convenio con la Fundación Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) en el marco del programa ‘Acércate’.

También se ha puesto en marcha este curso 20 cursos formativos para 220 profesores y se han programado ya para el próximo un total de nueve jornadas provinciales. Para las familias, se celebrarán en 2011 dentro del Módulo Educación en Salud varias actividades. Además, el alumnado de la Comunidad cuenta con diversas áreas en el ciclo de Infantil y asignaturas en Primaria, Secundaria y Bachillerato sobre la alimentación saludable.