La Asociación Intersectorial de Autónomos de la Provincia de Segovia (CEAT-Segovia), integrada en FES, cree que la nueva Ley Antitabaco, que entrará en vigor el próximo año, llega en el peor momento posible para los autónomos del sector hostelero de Segovia, gravemente afectado por la situación económica actual.

Según los datos de afiliación a la Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, desde el mes de agosto, en el sector de la hostelería, se han dado de baja 44 empresarios autónomos en la provincia de Segovia. Una tendencia, que de cumplirse las previsiones no parece mejorar, menos aún con la entrada en vigor de la nueva Ley.

Según las estimaciones realizadas por FEACYL, la Federación regional de Autónomos a la que pertenece CEAT-Segovia, las pérdidas para los pequeños empresarios autónomos, de llegarse a prohibir fumar en espacios públicos cerrados y no permitir a los pequeños hosteleros vender tabaco en máquinas expendedoras, serán cruciales para sus negocios.

A esta merma de los ingresos hay que sumar las grandes inversiones que tuvieron que realizar los empresarios autónomos para aclimatar sus locales a la norma que entró en vigor hace tan sólo tres años. Una situación que asfixiará a muchos autónomos, y que posiblemente les lleve a tener que cerrar sus pequeños negocios.

Hasta hace unos meses la tabla de salvación de los empresarios autónomos era el sector de la hostelería, que ajeno a problemas que ahogan a otros sectores de autónomos, como la bajada de la producción, por la bajada del consumo, el difícil acceso a los créditos o a la morosidad de la administración pública y privada, les estaba permitiendo no sólo mantenerse sino también crecer, aunque fuera tímidamente.

Terminado el periodo estival la situación económica también empezó a pasar factura a este sector, que ha perdido 491 empresarios autónomos desde el mes de agosto en todo el territorio de Castilla y León. Por provincias la más perjudicada ha sido León con una pérdida de 102 hosteleros, seguida de Salamanca (-73), Burgos (-68), Ávila (-65), Segovia (-44), Zamora (-42), Palencia (- 37), Valladolid (-34) y Soria (-22).

Con estas cifras en la mano CEAT-Segovia y la Federación de Autónomos de Castilla y León expresan su malestar al entender que la nueva norma Antitabaco “debería de haber venido en su momento, y no ahora”, antes de que los empresarios autónomos realizaran una gran esfuerzo para hacer una enorme inversión en una obra que ahora ahí que desmontar”.

 

Renta Garantizada de Ciudadana

Por otra parte, CEAT-Segovia valora muy positivamente que los empresarios autónomos se incluyan entre los beneficiarios de la denominada Renta Garantizada de Ciudadanía, según han acordado la Junta y los agentes sociales de Castilla y León.

Hay que recordar que muchos de los autónomos quedan en una grave situación de desamparo después de verse obligados a cerrar sus negocios, por lo que la posibilidad de acogerse a esta Renta en el futuro es muy buena noticia para el colectivo.