Los ganaderos segovianos venden directamente casi el 20 por ciento de la leche que se produce en las explotaciones de la provincia gracias a la puesta en marcha de la marca Mesenor por una cooperativa de productores.

La marca de leche Mesenor fue presentada de forma oficial, después de que se comenzara a vender, a modo de prueba, a finales del año pasado. “Tras una serie de pruebas y de consolidar los canales de comercialización hemos decidido presentarla”, aseguró Rafael de Frutos, presidente de la cooperativa Mesenor.

En el proyecto participan 320 ganaderos de Segovia y del sur de Valladolid, que envasan su producción en una planta soriana, y desde allí la distribuyen a tiendas, mercados y establecimientos hosteleros.

En total cuentan ya con más de 300 puntos de venta en toda la provincia y cada día distribuyen en ellos en torno a 3.000 litros diarios. El resto de la producción que no vende de forma directa, la comercializa la empresa García Baquero.

A la presentación acudieron representantes de la organización agraria UCCL, entre ellos el coordinador regional, José Manuel González Palacín; o el secretario general de La Unión, José Manuel de las Heras, quienes hicieron hincapié en la importancia de la actividad ganadera en los pueblos para mantener la vida en el medio rural.

En el mismo sentido se pronunció el director general de Producción Agropecuaria, Baudilio Fernández-Mardomingo, quien se refirió al papel de las cooperativas para sostener el tejido rural. Y anunció que este año se pondrán en marcha desde la Consejería ayudas a la certificación de los productos agroganaderos, a la vez que invitó a los miembros de Mesenor a sumarse a la marca Tierra de Sabor.

Según explicó el gerente de Mesenor, Pedro Roldán, cada una de las vaquerías que da su leche a este proyecto “desarrolla su actividad cumpliendo estrictamente todas las normas europeas sobre calidad en la producción y conservación de la leche, respetando la normativa vigente en la higiene y tratamiento de los alimentos”. Además, la leche es recogida diariamente en tanques refrigerados e higienizados y se mantiene permanentemente la cadena de frío sin rebajar la calidad del producto final.