La Asociación Provincial de Autoescuelas de Segovia (APAE), integrada en la Federación Empresarial Segoviana (FES), está promoviendo entre sus empresas asociadas la extensión de sus líneas de trabajo para garantizar su supervivencia, ya que éste es uno de los sectores más duramente golpeados por la crisis económica, con una grave caída en la actividad.

El sector de autoescuelas ha perdido en el último año más de un millar y medio de profesionales en toda España, según datos del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, lo que ofrece una idea del pésimo momento que atraviesa la actividad.

Por ello, los centros pertenecientes a APAE llevan mucho tiempo recibiendo formación y adecuando sus instalaciones y equipos a otros campos relacionados con esta materia, además de las clásicas enseñanzas teóricas y prácticas para la obtención de los permisos de conducción.

La Asociación promociona la formación continua de sus directores y profesores de autoescuela, se imparten cursos de actualización normativa y se impulsan acciones de sensibilización y reeducación vial, conducción eficiente y económica, conducción en condiciones extremas…

Varias de las autoescuelas segovianas integradas en la Asociación ya están homologadas para la obtención del Certificado de Aptitud Profesional (CAP), obligatorio para los profesionales del transporte de vehículos pesados, tanto de mercancías como de pasajeros. Y otras muchas están en trámites para lograr esta homologación.

De la misma forma, existen en Segovia centros capacitados y reconocidos para impartir cursos de ADR (mercancías peligrosas), para lo cual han seguido intensos periodos de formación de formadores.

APAE, por ello, quiere explicar a quienes estén interesados en ambos certificados que ya no es necesario salir fuera de la provincia para obtenerlos, y que las autoescuelas son las empresas más adecuadas para hacerlo. De hecho, hasta noviembre del 2009 había 911 centros autorizados para la obtención del CAP en toda España, de los cuales aproximadamente el 80% son autoescuelas.

Hay que recordar en este sentido que un estudio reciente indicaba que cerca del 85% de los conductores españoles se declaran satisfechos con la enseñanza que se imparte en las autoescuelas de nuestro país. La gran mayoría, asimismo, rechaza la posibilidad de que cualquier persona (sin ser profesor de autoescuela) pueda dar clases teóricas y prácticas para obtener el carné de conducir.