El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, ha mantenido un encuentro con los responsables de los municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia para explicarles la Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio. Según precisaron hoy fuentes de la Delegación, a la cita asistieron 27 responsables municipales de 36 ayuntamientos.

Entre los asistentes estuvo el alcalde de Nava de la Asunción y diputado provincial, Santiago de la Cruz, y la alcaldesa de Nieva, María Luis Gorgojo, quien como responsable del municipio anfitrión presidió la reunión junto a López-Escobar y Sanz Vitorio.

En estas reuniones se trata de difundir entre los municipios el contenido de la Ley 7/2013, de 27 de Septiembre, de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio, cuyos objetivos son “mejorar la cohesión territorial de la Comunidad, impulsar una mayor cercanía en la prestación de servicios y garantizar el acceso de todos los ciudadanos de Castilla y León a los servicios públicos en condiciones de igualdad, con independencia del lugar de su residencia”, recordó la Delegación de la Junta a través de un comunicado.

López-Escobar estuvo acompañado por el viceportavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León y ponente de la Ley, Juan José Sanz Vitorio, quien expuso los aspectos más relevantes del nuevo texto normativo a los representantes de Aldeanueva del Codonal, Aldehuela del Codonal, Anaya, Añe, Armuña, Bercial, Bernardos, Coca, Codorniz, Domingo García, Donhierro, Fuente de Santa Cruz, Juarros de Voltoya, Labajos, Lastras del Pozo, Marazoleja, Marazuela, Martín Muñoz de la Dehesa, Martín Muñoz de las Posadas, Marugán, Melque de Cercos, Migueláñez, Montejo de Arévalo, Monterrubio, Muñopedro, Nava de la Asunción, Navas de Oro, Nieva, Ortigosa de Pestaño, Rapariegos, San Cristóbal de la Vega, Sangarcía, Santa María la Real de Nieva, Santiuste de San Juan Bautista, Tolocirio, Villeguillo.

Con estos fines se avanza en la “territorialización” de las políticas autonómicas mediante la definición de las ‘unidades básicas de ordenación y servicios’, resultado de la zonificación del territorio de la Comunidad. La Ley también se ocupa de la prestación de servicios por las entidades locales en el territorio mediante la potenciación de las Mancomunidades voluntarias de municipios, consideradas en la Ley como ‘de interés general’, con lo que se pretende ganar en eficacia y eficiencia en la prestación de dichos servicios.

En el marco de la legislación básica del Estado, la nueva ley respeta las entidades locales menores y apuesta por su modernización, mientras que las Comunidades de Villa y Tierra podrán tener la misma consideración que las mancomunidades de interés general rurales “cuando cumplan determinados requisitos”.

La aplicación de la ley se inicia con la definición por parte de la Junta de Castilla y León de las citadas ‘unidades básicas de ordenación y servicios’, en cuya tramitación está legalmente garantizada la participación y audiencia tanto de las diputaciones provinciales como de los propios municipios.