El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha presidido en Valladolid, el acto de entrega del Plan Extraordinario de Apoyo Local, que llegará a los 2.248 municipios de la Comunidad, a través de sus 50 millones para generar 4.000 empleos y que incluye otros 40 millones en respuesta a la “necesidad urgente” de las corporaciones locales de menos de 20.000 habitantes para sufragar su gasto corriente, ya que “en muchos casos tienen atenazada la gestión municipal”.

El acto de aceptación se ha desarrollado en el Centro Cultural Miguel Delibes, con la presencia de los alcaldes de los 534 municipios de más de 500 habitantes de la Comunidad y los presidentes de las nueve diputaciones provinciales, junto al presidente del Ejecutivo autonómico, el vicepresidente económico, Tomás Villanueva, y el consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco. Herrera resaltó que se trata de un ejemplo de colaboración entre ambas administraciones al servicio del ciudadano, en un momento de “especial, extraordinarias y en algunos aspectos sin precedentes dificultades”.

“Es un plan de todos para todos”, dijo el presidente, quien recordó que el apoyo de estas medidas por parte de los grupos parlamentarios durante el debate de política general de junio de 2010. El presidente regional expresó que el plan es una nueva respuesta frente a algunas de las consecuencias “más dramáticas” de la crisis, y expresó que uno de sus objetivos fundamentales es la generación de empleo. Asimismo, comentó que se trata de un “balón de oxigeno” para la financiación del gasto corriente para asegurar una mínima gestión municipal.

Advirtió, no obstante, de que sólo es un “paliativo”, que en ningún caso puede suplir la falta de actividad económica ni la “necesidad de afrontar” algo que a su juicio debe el Gobierno a los municipios, un “compromiso pendiente” como es una reforma en “profundidad del sistema de financiación local que de “claridad, estabilidad y suficiencia” a las corporaciones, incluyendo las aportaciones de las autonomías.

Por provincias, un total de 203 municipios de Ávila recibirán 5.928.924,69 euros, 256 municipios burgaleses percibirán 5.692.479,66 euros, 209 municipios de León: 6.764.951,62 euros, 141 municipios de Palencia: 3.601.370,48 euros, 333 localidades de Salamanca: 5.452.779,35 euros, 152 municipios segovianos: 3.050.167,21 euros, 79 municipios de Soria: 2.558.482,22 euros, 198 localidades de Valladolid: 7.558.665,60 euros y 237 municipios zamoranos: 4.392.179,17 euros.

Por otro lado, las nueve Diputaciones Provinciales de la Comunidad recibirán subvenciones por un total de 5 millones euros, distribuidos de la siguiente manera: Ávila (658.769,41 euros), Burgos (632.497,74 euros), León (751.661,29 euros), Palencia (400.152,28 euros), Salamanca (605.864,37 euros), Segovia (338.907,46 euros), Soria (284.275,80 euros), Valladolid (839.851,74 euros) y Zamora (488.019,91 euros).

 De esos cinco millones, un millón se destinará a la financiación de los costes de la contratación temporal de profesores y monitores de los Talleres para la Mejora Profesional de trabajadores y los cuatro millones restantes se dirigen a la contratación de trabajadores desempleados, inscritos como demandantes de empleo no ocupados en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, para la realización de obras y servicios de interés general y social.

Además, los ayuntamientos tienen que contribuir a sufragar el gasto corriente de las mancomunidades y de otras entidades asociativas gracias a las cuales se prestan servicios comunes a varios municipios, por lo que este Plan Extraordinario incluye partidas para este fin.

La distribución de estos fondos se ha realizado, partiendo de una cuantía mínima, con criterios objetivos. Todos los municipios reciben un mínimo fijo que corresponde al 40% de las ayudas, lo que beneficia especialmente a los ayuntamientos más pequeños, a lo que se añade una parte variable que depende de su población (otro 40%) y otras partes variables con distintos porcentajes por el número de competencias que cada uno debe desarrollar en función de su tamaño (15%) y por el número de núcleos de población que integran el municipio (5%).

La distribución de las cantidades por provincias para sufragar gasto corriente, incluyendo los 9 millones correspondientes a las localidades de más de 20.000 habitantes, supone 4.101.653 euros para Ávila; 6.374.691 para Burgos; 10.870.762 para León; 4.335.773 para Palencia; 5.748.726 para Salamanca; 3.792.752 para Segovia; 3.462.047 para Soria; 6.191.731 para Valladolid y, por último, 4.699.764 para Zamora.