El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar ha hecho balance de las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno regional en la provincia destacando su “compromiso” con Segovia a pesar del escenario económico difícil por el que atraviesa el país y de las críticas vertidas a la Junta por parte del Ayuntamiento de la capital. El delegado insistió en la «colaboración» entre administraciones para lograr los objetivos provinciales «y nos dejemos de demagogias».

Entendiendo las protestas de empleados públicos a quienes se les ha reducido el sueldo y aumentado las horas, el representante de la Junta quiso agradecer su esfuerzo por mantener y mejorar la calidad de los servicios públicos fundamentales. Más de 6.000 empleados cuya calidad en el trabajo, resaltó, está contrastada por los informes y dictámenes de distintas Instituciones y organizaciones externas a la Comunidad, que así lo acreditan y señalan una buena valoración de estos servicios por parte de los ciudadanos.

Así, hizo referencia a los sucesivos Informes PISA de la OCDE que otorgan a la educación en Castilla y León los mejores resultados de España en las distintas variables evaluadas; la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública que valora el nuestro como el segundo mejor Sistema Sanitario público de España en su informe de 2011; la Asociación Estatal de Directores y Gerentes que en el primer Índice de Desarrollo de los Servicios Sociales en España concedió a Castilla y León el primer puesto, con el nivel de “excelencia” en cuanto a cobertura de los mismos; o por el IX Dictamen sobre la Atención a la Dependencia en España, que ha situado a nuestra Comunidad en el primer puesto con una puntuación de 9,6 sobre 10”.

Las grandes competencias que desarrolla la Administración autonómica dependen en la provincia del trabajo de cerca de 2.000 profesionales sanitarios, más de 1.400 docentes, cerca de 500 trabajadores en el área de Servicios Sociales, 151 efectivos dedicados al cuidado de las carreteras cada invierno o más de un centenar de agentes medioambientales, entre otros profesionales que dependen de la Junta de Castilla y León. Todos ellos atienden a los ciudadanos en los 16 centros de salud, 283 consultorios locales, 95 centros educativos públicos, nueve centros de mayores gestionados por la Gerencia de Servicios Sociales, cuidan de más de 800 kilómetros de vías de titularidad autonómica en la provincia y protegen las nueve comarcas forestales de Segovia.

López-Escobar ha recordado inversiones de la Junta en Segovia como los 10 millones de euros dedicados a un nuevo sistema de abastecimiento mancomunado en Cuéllar, los 4,4 millones en la construcción del nuevo colegio de El Espinar, los 4,7 millones para la construcción del Centro Integrado de Formación Profesional de Segovia, los tres millones del Centro de Educación Obligatoria de Sepúlveda, los cerca de 19 millones de la primera fase del Campus Público de Segovia, la finalización de la segunda fase del centro de salud Segovia III cuyo coste total ascendió a 3,6 millones, los 8,1 millones del acondicionamiento y mejora de la SG-205 de Cerezo de Abajo a Cuéllar o los 350 millones de euros que supuso la construcción de la autovía entre Segovia y Valladolid.

Respecto a las reducidas cuentas autonómicas presentadas para este próximo año en Segovia el Ejecutivo entiende que no gusten a todos los sectores de la sociedad, pero señalan que han sido precisas para mantener el gasto social. Así, aseguran que se mantendrá el compromiso de financiación de actuaciones como la construcción de un nuevo centro educativo en Valverde del Majano, la instalación deportiva de uso compartido del colegio El Peñascal, la ampliación en una unidad más del colegio “Nueva Segovia”, o partidas para programas de igualdad, asesoramiento a mujeres y contra la violencia de género.